imagotipo

El significado de un matrimonio real / Mariana Vargas Ruiz

  • Realeza: Mariana Vargas

He de reconocer que una de las más bonitas historias de amor ha sido la del príncipe Haakon Magnus de Noruega y su esposa, Mette Marit. El significado de un matrimonio real es que, al casarse, los príncipes adquieren un compromiso de por vida. Al escribirles sobre esta pareja y, tras cumplir 14 años de que se realizó este importante unión, recuerdo las palabras que su alteza real le dijo a su esposa : “Mette Marit. Te amo. Nunca he estado tan enamorado como lo estoy de ti.” Palabras que le llegaron al corazón de la princesa y que la hicieron emocionarse.

Hay rumores que se los lleva el viento, y uno de ellos es la crisis matrimonial de esta pareja. La palabra divorcio está prohibida para la realeza. Haakon será un día rey y jefe de la iglesia luterana, y ésta no permite el divorcio.

Para la realeza, un matrimonio es una consagración, una bendición, y en el caso de los herederos al trono, es una obligación. El caso de los príncipes noruegos es excepcional, ya que ella era madre soltera y él no pudo adoptar al niño- joven ahora – para no crear problemas en la sucesión. Ahora tienen un hijo y una hija.

El príncipe, el día de su boda, le prometió que su unión no sería fácil, como ahora comprobamos. Sin embargo, este compromiso, esta unión ha sido fuerte… el corazón de los príncipes late fuerte, se cuidan, se aman, se respetan y lo demás, los rumores, que se los lleve el viento. Tienen críticas, y hablo de la realeza en general, y saben que las tienen que superar… al menos, en público. Hay matrimonios reales europeos que, aunque delante de las cámaras están juntos, en privado no lo están.

Ya he comentado que nosotros, los medios de comunicación, damos las noticias con el afán de que ustedes, queridos lectores, estén enterados sobre lo que hacen ellos, y lo que se dice de ellos.

Así que un matrimonio real, como cualquier otro, es una responsabilidad, es una unión, es amor, es trabajo de equipo y cuando llegan los hijos, es como decía Jorge VI de Inglaterra, se consolida una “empresa familiar”, “una firma”.

El matrimonio debe estar en las buenas y en las malas, en la salud y la enfermedad, deben mirar juntos hacia una misma dirección, como solía decir el rey Balduino I de Bélgica, Q.E.P.D. y usted ¿qué opina?