imagotipo

El SNTE y el INAI / Crispin Bello

  • Crispín Bello

El 23 de septiembre se firma un convenio entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y protección de datos (INAI) antes IFAI, teniendo como testigo de honor al secretario de Educación Pública Aurelio Nuño Mayer, revistiendo gran trascendencia, toda vez que como lo reconoció la comisionada presidenta del INAI, Ximena Puente, el SNTE es el primer sindicato que se abre al escrutinio público.

El compromiso del SNTE va en el sentido de transparentar los recursos públicos que reciba del Gobierno federal o de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en programas propios de las funciones que realiza como representante de más de un millón de trabajadores de la educación y de programas propios de la educación, así como también cumplir con una obligación que mandata el Artículo 6° de la Constitución y de sus leyes complementarias. Un aspecto que subrayaron ambas instancias SNTE-INAI fue en el sentido expreso que los recursos que ingresan al SNTE, a través de las cuotas sindicales de sus agremiados afiliados, no son recursos públicos, y de estos ingresos no están obligados a informar a la opinión pública, solo a sus agremiados.

Sobre este aspecto el maestro Juan Díaz de la Torre explicó que mediante el OPTI-SNTE que coordina el Colegiado Nacional de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Resultados, cualquier docente puede acceder al portal, y encontrar la información sobre el uso y destino de las cuotas sindicales. Sin duda son nuevos tiempos en la cultura de la transparencia, se ha apostado un gran porcentaje de estos recursos al Sinadep, programa que capacita al docente hacia las próximas evaluaciones. Llama la atención la buena relación que se ha establecido con el nuevo Secretario de Educación, quien en el evento referido expresó su reconocimiento a la labor de los maestros mexicanos, como los pilares en la formación de la niñez mexicana y ser los servidores públicos que desempeñan la más noble función en el desarrollo del país.

También reconoció al SNTE como un aliado en el tránsito de la reforma más importante de este sexenio, dejando claro su compromiso de diálogo e interlocución, así como sentirse honrado en ser invitado por vez primera a la casa de los maestros del SNTE, sin duda, el cambio es radical en relación a su antecesor, hubo aceptación y no rechazo, entendió que la reforma es con los maestros y no contra el maestro.

Si esta política de avanzar unidos SEP–SNTE, se mantiene, se puede garantizar el respeto a los derechos laborales de los maestros, por el momento el SNTE lleva la delantera en la capacitación a sus agremiados, esperemos la SEP se aplique y aproveche de la experiencia del SNTE en beneficio de la educación del país.