imagotipo

El taquito

  • Gabriela Mora

En el año de 1917 surge una pequeña fonda en donde se vendía comida casera elaborada por Concepción Rioja de Guillén quien en compañía de su marido Marcos Guillén González, se dieron a la tarea de hacer crecer el negocio; como todo principio, surgieron dificultades y contratiempos mismos que los bisabuelos supieron enfrentar y es así que en el año de 1923, abre sus puertas el primer restaurante taurino El Taquito, que hoy luce como uno de los más antiguos de la Ciudad de México, dado que, pese a que en algunos años ha llegado a contar con sucursales en el sur de la ciudad, la casa matriz siempre ha estado en el mismo lugar –calle del Carmen, en el corazón del Centro histórico de la CdMx-, nunca ha cambiado de dueños –familia Guillén-, y durante un siglo ha conservado su nombre: El Taquito.

Su historia comienza, decíamos, cuando Concepción Rioja, conocida por sus familiares y amigos como la abuela Conchita y Marcos Guillén, arriban de Guadalajara, con la genial idea de crear algo grande; al ser excelente cocinera la abuela Conchita, deciden dedicarse a este negocio, instalándose en la esquina de las calles República de Bolivia y Carmen… Un localito con antojitos mexicanos a unos pasos de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, colindante con el barrio de Tepito.

El negocio funcionó y el gusto y recurrencia por parte de los comensales hizo que creciera rápidamente, creando la necesidad de extender el negocio, tanto por espacio como por ofrecer mayor variedad culinaria, lo que obligó a la abuela Conchita a utilizar sus recetas familiares para lograrlo. Hasta nuestros días, dentro de los mejores platillos que ofrece la carta del restaurante, destaca la sopa de médula, la cual se convirtió en la especialidad de la casa. En sus inicios, la carne que se preparaba, procedía del rastro, en donde el abuelo Marcos conoce al torero Rodolfo Gaona, famoso matador de aquellos tiempos.

En El Taquito se crearon grandes experiencias contando con la visita de diversos personajes que han visitado el lugar y cuyas fotos que cuelgan en cada uno de sus muros dan evidencia de su fama y tradición; entre ellas destacan los expresidentes Emilio Portes Gil, Adolfo López Mateos, Miguel De Lamadrid, José López Portillo y Vicente Fox, entre otros; mandatarios extranjeros como Fidel Castro y John F. Kennedy. Pero igualmente, se han dado cita personajes como Marilyn Monroe –que llegó de sorpresa-, Mario Moreno Cantinflas y el inolvidable maestro del periodismo Jacobo Zabludovsky, quien hasta su muerte fue eterno comensal de El Taquito.

¡Muchas Felicidades a El Taquito, y por supuesto a la Familia Guillén de la que orgullosamente en cuarta generación, formo parte.

gamogui@hotmail.com