imagotipo

El vagabundo

  • Rincón de la poesía: Francisco José Bernal

soc-vagabundo

Cuando en la noche se vayan apagando,

poco a poco las luces de la ciudad,

iré caminando por las calles vacías.

Con toda la tristeza que engendra

mi pasado, buscaré los rincones en los que

fui feliz.

Mi presente está vacío de amor,

sólo me hacen vivir los

recuerdos de ayer.

Mi única compañía es mi propia

vida y el recuerdo de una mujer.

¡Qué solo está mi mundo, qué silencio

profundo me rodea!

Qué bella es la ciudad, cuando

duermen los poderosos, los egoístas,

los traidores, los que han reprimido

a la juventud.

Caminaré toda la noche por

las calles de este país que amo,

y continuaré deambulando por todas las demás

calles del mundo.

Observaré quizá el atraco del

que vive en la miseria.

Miraré con mi congoja de vagabundo,

la obra del egoísmo del hombre, un

niño que duerme en la calle, bajo una

frágil cobija de noticias.

Oiré al amanecer la sirena de

la ambulancia y las primeras

campanadas de la iglesia.

Contemplaré a los humildes,

que aparecen en las primeras

horas del alba: el hombre

que barre la calle, el repartidor

de periódicos, la enfermera de turno,

el humilde maestro de escuela.

Así, con las sombras del alba,

me iré alejando con mi nostalgia a cuestas,

por estas calles en donde amanece,

para buscar otras calles del mundo en

donde comienza la noche.

Mi frase de hoy:

La poesía es la belleza de la palabra (FJB)

e- mail: frankmireb@gmail.com