imagotipo

El X Coleadero Hermano Charro rescata nuestra tradición en pleno mes charro

  • En la Charrería / Gabriel Torres de la Hoz

Cuando aun las instituciones Gubernamentales que rigen el deporte mexicano: la Comisión Nacional del Deporte de la Secretaría de Educación Pública y la que regulan las Asociaciones Civiles, la Confederación Deportiva Mexicana, no han podido resolver las elecciones de la Federación Mexicana de Charrería que se ha apegado a los estatutos que rigen el más puro de los deportes, cuidando nuestra tradición milenaria, siguen en conflicto, a pesar de la molestia de los hombres y mujeres de a caballo diseminados en todo lo largo y ancho de nuestra República Mexicana y ya en 14 Estados de la Unión Americana y en vísperas de nuestra Fiesta Máxima el Congreso y Campeonato Nacional Charro a efectuarse por primera vez en Chiapas, poniéndolo en peligro, después que fue aprobado por las mayorías, además de la gran inversión hecha por el Gobierno de ese Estado para recibir a la gran familia charra, en verdad no es justo, que ejemplo les dan a las nuevas generaciones que se apegan a nuestro usos y costumbres, donde apenas participa la charrería como deporte de exhibición en nuestra olimpiada nacional por segunda ocasión, es imposible de entender, por ello esta columna al servicio de la gran familia charra solicita a las autoridades educativas y civiles, den paso a lo establecido y que se inicie el nuevo ciclo tan esperado por los charros y charras del país.

En medio de este caos, la querida Asociación Metropolitana de charros con sede en el Rancho la Tapatía, organizó por X año, el Coleadero más importante de la Ciudad de México, teniendo a la descubierta la experiencia de 10 años del querido amigo y hermano charro Francisco Mendoza, apoyado por el Consejo Directivo que encabeza su Presidente Xavier Ortega Basset y el Presidente de la Unión de Asociaciones de Charros de la Ciudad de México Ricardo Anaya Maldonado.

Bien pues asistimos como otros años a representar deportiva y periodísticamente a  este magno evento único en su género por congregar a tres generaciones de a caballo, en la suerte dinámica del arte de colear, con la sorpresa de que en la mesa de inscripción se encontraba el charro de 4 años José María Mendoza Marban al que tuve el honor de hacer el nudo de su corbata y que mas tarde probo suerte en la categoría dientes de leche, cuyos ganadores fueron en el primer lugar Julián López, en el segundo Rafael Nájera y en el tercero Jupiter Vega; en la categoría mayores oro Rafael Fuentes; categoría mayores plata en primero Diego Violante, en el segundo Jorge Malo y en el tercero Aurelio Silva; en la Infantil Juvenil en el quinto lugar Bernardo González, en el cuarto Isaac Esparza, en el tercer lugar Juan Antonio Malo, en el segundo Sebastián Saldaña, en el primer lugar Antonio Díaz; en la categoría libre abierta, en el primer lugar Guillermo Mercado, Diego Mena el segundo y el tercero José de Jesús Naveja; se otorgaron reconocimientos a mi tocayo el locutor Adrián Torres, a los jueces Horacio Guerrero, Hugo Guerrero y a Manuel Hernández Ladrón de Guevara y al coordinador de caballerangos José Juan González. Gratitudes a los impulsores de este gran coleadero, a la Familia Muciño Zarza, Jesús Mena Zamora, al Presidente Xavier Ortega y su Consejo Directivo y el ganador de la rifa del remolque Guillermo Muciño García, para todos ellos El Sol de México les extiende la mas calurosa felicitación por mantener viva nuestras tradiciones y enaltecer la figura del charro en sus tres generaciones.