imagotipo

Eléctricos / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

¿Para qué quiere ser diputado?, le pregunta un ciudadano a Marko Cortés y le responde: “para servir al país”. ¿Será usted honesto?, dice el votante y surge el grito: ¡Por supuesto! No contento con la respuesta, se echa un rollo mareador sobre la corrupción que ha solapado el PRI y que ha frenado el crecimiento del país y fomentado la desigualdad.

El minidiálogo es un supuesto. Pero hay que imaginar cómo se presentaron, no solamente don Marko, sino sus compañeros de partido, los del PAN, ante los ciudadanos para solicitar el sufragio que les permitiera arribar a la Cámara de Diputados. Y seguramente como don Marko, los otros miles aspirantes a legislador en su momento hicieron lo mismo: echarle la culpa a los que iban y ofrecer ser los mejores para resolver los problemas de los que menos tienen.

¡Qué bueno que prometieron!

¡Qué malo que incumplan!

Se preguntará a qué viene todo esto. Le cuento. Nosotros, usted y yo, trabajamos hasta que el lomo duele y tenemos en mente dos cosas primordiales en asuntos materiales: tener nuestra casa propia, así sea un palomar y, claro está, un vehículo. Con el tiempo mejoramos y cambiamos de auto. Sin embargo, hay imponderables: La Contingencia Ambiental nos impide usar el coche. Hacemos cuentas y no, nos da. Imposible comprar un híbrido o un eléctrico.

Ah, pero don Marko Cortés, coordinador de los diputados del PAN, sí se lo mercó. Para eso es legislador. Para no padecer las penurias de la mayoría. Un auto pagado con los impuestos de todos los mexicanos. ¡Viva la democracia!

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

jesusmichel11@hotmail.com

Twitter: @jesusmichelMx

y en Facebook: jm-narvaez