imagotipo

En Cantera y Plata

  • Claudia Corichi

  • El miedo a la Constitución de la CdMx
  • Claudia S. Corichi García

Fueron muchas las discusiones y disensos que generó que el PRI estuviera sobre representado en el Constituyente de la Ciudad de México (CdMx), aún y cuando por décadas, han sido una fuerza minoritaria en la capital del país, sin embargo, siempre colaboró en los trabajos del Constituyente y participó y voto activamente. Pero hoy en plena incongruencia, el aún Presidente lanza un ataque por la vía judicial contra uno de los textos más progresistas, amenazando con un fuerte retroceso a nuestros derechos y pretendiendo retornar a una era de autoritarismo en la Ciudad.

Las acciones promovidas por la Procuraduría General de la República, y por la Consejería Jurídica de la Presidencia ante la Suprema Corte de Justicia, dan cuenta del profundo interés de Peña Nieto por revertir derechos en la Constitución de la CdMx, no solo porque con ella se consolida un ciclo en las transformaciones democráticas, sino porque ésta se convierte en un estandarte y un referente nacional, que logró a través de los años el reconocimiento de derechos sociales y libertades individuales muy progresistas.

Gran parte de la inconformidad reside en las reformas al Poder Judicial capitalino, ya que incorpora una visión de avanzada en materia de Derechos Humanos, combate a la corrupción y gran autonomía. La PGR ha develado por su lado, una profunda preocupación sobre el hecho de que los mandatarios puedan ser removidos por la ciudadanía, y por la ampliación de las posibilidades de declarar nulidad en elecciones; y más aún, el Ejecutivo tiene miedo de que la revocación de mandato abra un precedente para el sistema político mexicano.

Increíble resulta la impugnación de Morena, quien invalida su participación en el Constituyente, al coincidir en los hechos –aunque argumente razones distintas- con el embate que ha emprendido el Jefe del Ejecutivo federal.

Hasta hoy son varias las impugnaciones a la Constitución capitalina, algunas por cuestiones de forma y otras por razones de fondo. Sin embargo, quienes le dieron vida a esta ley suprema de la ciudad capital –recogiendo demandas libertarias muy profundas de la ciudadanía- han señalado que los ataques más allá de buscar perfeccionar la ley, tienen un motivo político y electoral. Mancera acierta al decir que siendo la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien decida, ésta tiene la oportunidad de fortalecer una Carta Magna pionera no solo en México, sino en muchas partes del mundo en derechos y libertades para la gente.

Afortunadamente, lo que están generando estas embestidas, es que la gente las conozca y salga en defensa del texto constitucional, en el que se ven representadas miles de mujeres y hombres que libraron batallas históricas por conquistar una Constitución que realmente los defienda.

No solo se trata de una defensa de la Constitución per se, sino de la defensa de causas de la gente; de grupos en situación de vulnerabilidad, y de consolidar conquistas en el sistema político y social, como los matrimonios igualitarios, o la libre decisión sobre la maternidad en las mujeres, el respeto a la decisión de voluntad anticipada que a la derecha conservadora le resultan insoportables.

Mermar la autodeterminación y la participación política de las y los ciudadanos es la consigna del Ejecutivo para incidir ahí donde la izquierda y la gente no deben ceder un paso. Pronunciémonos a favor de la primer Constitución de la capital del país, no solo por la CdMx sino por la democracia, la libertad y los derechos en todo el país.