imagotipo

En el 2016 seguiremos dando resultados / Consideraciones / Aarón Irízar López

  • Aarón Irizar López

El año que concluye -y que coincide con el término de la primera mitad del sexenio- fue fructífero para nuestro país, se alcanzaron cambios históricos que nos permitirán transitar a mejores escenarios de bienestar para las familias mexicanas.

Las reformas transformadoras aprobadas por la LXII Legislatura del Congreso de la Unión comienzan a dar resultados. Por ejemplo, gracias a la Reforma en Telecomunicaciones, los precios de telefonía móvil se redujeron hasta 40 por ciento; las tres primeras licitaciones de la Ronda Uno derivadas de la Reforma Energética, tienen asociada una inversión de 6 mil 900 millones de dólares; en 2015, más de 360 mil docentes participaron en las diversas evaluaciones realizadas por la Secretaría de Educación Pública como resultado de la Reforma Educativa; además, en los primeros tres años del Gobierno del presidente de la República, Enrique Peña Nieto se han logrado crear más de un millón 800 mil empleos formales.

En materia económica, el balance es positivo. A pesar del difícil contexto internacional, México se mantiene como una de las pocas potencias emergentes con crecimiento económico y se ha convertido en un país atractivo para los inversionistas del mundo.

En el primer periodo ordinario de sesiones de la Sexagésima Tercera Legislatura, nuestro objetivo fue claro: seguir consolidando los cambios que México necesita para el progreso y el desarrollo.

Aprobamos reformas y creamos nuevas leyes para facilitar la apertura de negocios, la utilización de energías limpias, combatir el robo de gasolinas, fortalecer la protección de los derechos humanos, impulsar la cultura, garantizar el acceso y la calidad de los servicios de salud, el derecho de réplica y el derecho a la información.

Con la Reforma Política del Distrito Federal, se abre paso a una nueva etapa para el reconocimiento pleno de los derechos políticos de los habitantes de la Ciudad de México.

Las comparecencias de las candidatas y candidatos a ministras y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fueron abiertas, transmitidas en vivo por el Canal del Congreso y ampliamente seguidas por las redes sociales.

Designamos a Embajadores y Cónsules, los cuales estoy seguro, representarán dignamente a México y coadyuvarán a promover la imagen de nuestro país en el mundo.

Estoy consciente de que aún hay temas pendientes, por ello, debemos continuar por el camino de la transformación, para consolidar un marco normativo acorde con los nuevos retos que enfrenta el país.

2016 será un año de grandes oportunidades para México y para el Senado de la República un espacio para seguir generando los acuerdos necesarios y legislar en beneficio de los mexicanos.

Como Senador de la República, seguiré trabajando para que a México y a Sinaloa le vaya bien. Quiero que las cosas sigan mejorando para que nuestras niñas, niños y adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores puedan escribir su propia historia de éxito.

Les deseo felices fiestas de año nuevo, espero que 2016 esté lleno de satisfacciones profesionales, laborales y familiares. Pero sobre todo, que sirva para concretar proyectos, alcanzar metas y tener paz con sus seres queridos.