imagotipo

En el amanecer de la muerte

  • Rincón de la poesía: Francisco José Bernal

Son las cuatro de la mañana del día 3 de octubre de 1968, en el hospital de Xoco son atendidos con urgencia varios heridos graves, en su mayor parte son jóvenes, su imagen refleja el desconcierto, la confusión y el dolor. Se percibe un silencio impresionante, el silencio de la juventud ante la muerte. Médicos internos y enfermeras, son fieles testigos de la única expresión de estos jóvenes ensangrentados: el silencio y las lágrimas; saben que han perdido la batalla.

La obra más cruel del hombre es la represión, y cuando ésta ha sido aplicada con violencia desmedida y sin piedad a los jóvenes, a nuestros hijos que intentan la búsqueda más legítima del ser humano: la libertad, se borra de la tierra toda esperanza, pues se acaba con la única fuerza viva de la humanidad: la juventud inconforme.

A las 5:30 hrs. de la mañana, yacía en una camilla ensangrentada un joven estudiante, le rodeaban un médico, una enfermera y un agente judicial. En el piso del hospital se encontraban unos zapatos tenis y un pantalón de mezclilla desteñido, en una de sus bolsas se encontró un volante ensangrentado que decía:
“MÉXICO LIBERTAD”

A las 5:40 hrs. de la mañana se alejaba del hospital un hombre cuya figura se fue perdiendo, mientras las sirenas de las ambulancias todavía se escuchaban en el silencio del amanecer.

El canto de los pájaros anunciaba un nuevo día, y en el firmamento teñido por la aurora, se alejaba un manto blanco de palomas.
EN RECUERDO DEL 2 DE OCTUBRE DE 1968

e- mail: frankmireb@gmail.com