imagotipo

En el año 2030 se podría erradicar la hepatitis C

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

El virus de la hepatitis C (VHC) afecta entre 130 y 150 millones de personas en el mundo. En el Continente Americano siete millones de personas son portadoras del virus, según reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS). Catalogada entre las enfermedades silenciosas, causa inflamación y daño en el hígado, pero esto no se manifiesta hasta que la enfermedad ya está avanzada.

“Este avance tiene consecuencias fatales por las complicaciones inherentes a la enfermedad, no obstante que ya es posible curarla”, dice el doctor René Malé, gastroenterólogo, presidente y fundador de la organización que lleva su nombre y miembro del Instituto de Salud Digestiva y Hepática.

“Para erradicar este padecimiento -agrega el doctor Malé Velázquez-, se requieren esfuerzos en conjunto en los que el diagnóstico oportuno es fundamental para terminar con la hepatitis C, toda vez que los tratamientos antivirales de última generación son altamente efectivos; sin embargo, por ser una enfermedad asintomática es difícil de curar”.

La prueba para detectar la enfermedad es clave para la recuperación, hasta del 100%, de la persona que la padece. Y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) da algunas claves para hacerlo. Así por ejemplo, dice que las personas nacidas entre 1945 y 1965, así como quienes recibieron transfusiones de sangre u órganos antes de 1992, y personas que se inyectaron drogas -incluso si fue solo una vez o muchos años atrás-, están en riesgo latente de tener el virus.

De acuerdo con el médico gastroenterólogo Malé Velázquez, el tratamiento de la hepatitis C se ha transformado significativamente, pero las investigaciones continúan y ahora se perfilan al desarrollo de tratamientos que ataquen todos los genotipos identificados en el virus de la hepatitis C.
¿Cuántos genotipos tiene el virus de la hepatitis C?

El doctor René Malé dice:

“Actualmente se sabe que tiene seis genotipos (cepas diferentes), entre los cuales el más común es el genotipo 1, que representa hasta el 60% de todos los casos, para el cual existe un tratamiento de entre 12 y 24 semanas que ofrece una tasa de curación de hasta el 100%.

Por su parte, el doctor José Luis Cañadas, director Médico del laboratorio AbbVie México, considera que el camino para eliminar el virus de la hepatitis C requiere de un trabajo arduo de investigación clínica porque aún existen retos en el tratamiento; sin embargo, asegura que sí existe la posibilidad de abordar la atención del VHC en todos sus genotipos.
¿Cómo se puede lograr?

“Con un tratamiento pangenotípico, el cual se ha diseñado para encontrar un camino más rápido hacia la curación virológica para todos los genotipos conocidos del virus de la hepatitis C (GT1-6). Este tratamiento ya se está evaluando como una cura potencial en solo ocho semanas para pacientes que no tienen cirrosis”.

El doctor Cañadas finaliza diciendo que México es uno de los 194 países que integran la red de la Alianza Mundial contra la hepatitis (WHA por sus siglas en inglés), que buscan erradicar la hepatitis C en el año 2030. “Las nuevas investigaciones son un parteaguas para la historia clínica de la enfermedad, por lo que con la comunidad de VHC AbbVie se compromete a avanzar en la atención y a coadyuvar para poder erradicar la enfermedad”.