imagotipo

En la Cancha

  • En la Cancha / Fernando Schwartz

HABLAR y escribir de futbol es lo que nos gusta, y que nos apasiona. Pero en esta ocasión quiero saltar a la cancha con una preocupación infinita por lo que estamos viviendo en la Liga, en la Copa, en todo el entorno del futbol nacional que está realmente de cabeza y no deja de llamar la atención. En un tiempo que el arbitraje no responde en la cancha, se tiene un nuevo instructor en la persona del salvadoreño Rodolfo Sibrián y no se ha anunciado oficialmente, ni se ha presentado en conferencia de prensa a los medios, siendo que ya aparece hoy para visorear el trabajo arbitral en el América vs Necaxa. Para que hacer cosas buenas que parezcan malas cuando no se da la transparencia en un momento en el cual, la buena voluntad de Héctor González Iñárritu, no ha podido frenar la grilla y la componenda creada por este gremio tan especial como es el arbitraje, que sin ser un sindicato actúa de esta forma literalmente.
NO PUEDE SUCEDER

Hacía muchos años que la Disciplinaria no se veía ante este alud de vetos, suspensiones, careos, agresiones y todo lo que conlleva. O los árbitros faltos de personalidad no cumplen en la cancha y en la redacción de sus cédulas, o bien los dueños hacen sus tejes y manejes para no ver afectadas sus inversiones, o bien la ley del futbol mexicano ha quedado obsoleta y no va con los tiempos actuales para poder ejerce pleno dominio de sus facultades, ante una ola que se crece, que se agudiza, desde los incidentes en Veracruz, las lesiones a los habilidosos y ahora las agresiones entre jugadores y árbitros.
ENFRENTAMIENTOS

La razón de estos enfrentamientos verbales y corporales entre árbitros con jugadores pueden tener un fondo muy claro.La desesperación del jugador ante la incapacidad arbitral o el otro lado de la moneda, la presión que existe sobre los árbitros de sancionar a como dé lugar, siendo que aquello se convierte en un carnaval de tarjetas, muchas sin razón y las que tienen razón no se sacan, además de la circunstancia en que lo que se habla en la cancha es imposible de comprobar y habrá que creer o no en los intercambios verbales que han ido hasta el extremo, creándose provocación de ambas partes, que termina por ser todo un tema de desastre que se agudiza jornada tras jornada.
LOS HABILIDOSOS

Son los que hacen diferente el futbol. No se trata de que se les proteja aún en sus simulaciones de faltas, hecho que llega a suceder. Se trata de prevenir que se vuelva una cacería de piernas como se ha presentado en las últimas jornadas, donde la impotencia nubla la razón y al no haber conciencia vienen todas estas faltas de fuerza desmedida y otras de mala leche para frenar a un compañero de profesión. La falta de criterio en la apreciación y el cumplir con la regla básica del futbol que es la protección a la integridad física de los jugadores, deja en entredicho un sinfín de situaciones  nebulosas que no encontraran respuesta final.
CONCLUSION

Entre nubarrones y con un partido a puerta cerrada se ha suspendido la jornada 10, que este fin de semana que eras tensa y la cuerda se rompió. Se jugaba  mucho arriba y abajo, pero de por medio esta toda esta polémica que han embarrado al futbol mexicano y que han dejado más que obsoleto su lema de arranque en cada protocolo. Es bonito decirlo, pero no ejecutarlo, no cumplirlo a cabalidad, casi queda como la promesa de campaña incumplida en las aspiraciones políticas comparadas en esta ocasión en otro ámbito, pero que a final de cuentas viene resultando exactamente lo mismo que los árbitros. Los castigos no convencen y el respetó que pidió Decio sólo mostró lo roto que esta nuestra Liga.  Desastre total.

PREGUNTA: ¿JUEGA LIMPIO, SIENTE TU LIGA, YO DECIDO Y YO REDACTO A MI MANERA?

PD: Y mientras tanto somos la burla…Y seguiremos….Y seguiremos…mientras las reglas no se respeten.  Vergüenza total.

QEPD MAÑO RUIZ.