imagotipo

En la cancha

  • En la Cancha / Fernando Schwartz

MARTES 13, NI TE CASES NI TE EMBARQUES

QUEDÓ a deber el Tricolor en su despedida rumbo a la Confederaciones. El muro que le puso Estados Unidos fue indescifrable para el equipo de Osorio, que vio rotos sus circuitos, a pesar de la distribución que buscaron darle Jonathan y Herrera, con rápidas transiciones en el medio del campo. El problema que encuentro, es que jugando sin laterales naturales, las pasadas por fuera, el relevo, la atracción de marca le cuesta enorme trabajo al equipo nacional. Tan es así, que en pleno partido Salcedo en el segundo tiempo fue a la central y Reyes a la lateral. Alanís, sustituido por Gallardo a los 30, y el cambio de bandas con Vela y “Chucky”, que estaban a perfil cambiado, muestra cómo sufre el equipo cuando no tiene jugadores naturales en esa posición, siendo algo que no puede echarse en saco roto para lo que viene por delante.

LOS NÚMEROS NO MIENTEN

México marcha con paso firme al Mundial, con 14 puntos, invicto, pero siendo la primera vez en la competencia que deja puntos en casa y eso es preocupante. El Azteca ya no pesa como antes. La afición se le voltea fácilmente al Tricolor cuando las cosas no se dan en la cancha y los abucheos comienzan en la tribuna. En el terreno de juego, los visitantes encontraron la fórmula perfecta para bloquear el efecto al frente, y ante la falta de definición, patente frente al marco rival, todo se pone cuesta arriba. Mientras en ese último tercio de la cancha no se esté más fino, es difícil que las victorias puedan llegar, y por ende la decepción de un resultado clasificado como malo para el conjunto Tricolor.

OJO CON ESAS DESATENCIONES

Se pierden balones en la salida y se arriesga en zonas donde no debería. De ahí viene el sorprendente gol de crack que hizo Bradley, aprovechando la pérdida de un balón en zona de medio del campo, con el equipo adelantado, buscando la salida y aquellos que le achacan la culpa del gol a Ochoa están más que equivocados, porque Memo estaba en posición adelantada por la propia salida del equipo, no esperando cometer el error. Además en descargo, brillante fue la salida de Memo con “Chícharo” y éste a Vela para conseguir en fulgurante contragolpe el gol del equipo mexicano que puso las cosas en orden siendo que se pudo ganar, de no ser por esa que Aquino calculó mal y la voló.

MÁS RESPETO

Si lo del “Tecatito” Corona fue por motivos personales, no entiendo por qué comenzar a inventar historias, que si doping, que si divorcio, que si esto o aquello. Basta de decir motivos personales y respetar. “Tecate” Corona, como usted y como yo, es un ser humano, antes que profesionista y si determinó por esos problemas que le aquejan hacerse a un lado de la Selección, es totalmente respetable, y como tal se debe tomar, sin buscar o especular, mas allá del simple hecho. Es cierto, en lo futbolístico es una baja que pesa, hay que anteponer lo personal y respetarle su espacio. Pero tal parece que el hobby siempre será atacar, golpear y denostar, para vender más.

COPA DE ORO

Se la juega Osorio con jóvenes del balompié nacional y con poco pie veterano como es el caso de Moi, Chuy, Jair. Bien por la sangre buena del futbol mexicano, donde hay jugadores experimentados, pero aún en juventud, para buscar hacer un buen torneo en los Estados Unidos. Del grupo de jóvenes me llaman la atención Javier Salas y Gael Sandoval en el medio del campo, ya que son dos joyas a pulir y que la Copa les puede hacer brillar con ese futuro dorado que se puede presentar en su camino.

PREGUNTA ¿Por qué no sabemos tumbar muros?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO

PD. Aplaudo la unión del medio futbolístico en el caso de Ezequiel Orozco. Se mostró no ser una familia tan disfuncional.