imagotipo

En la cancha | Fernando Schwartz

  • En la Cancha / Fernando Schwartz

Vaya polémica que levanta Cuauhtémoc Blanco con paso que dé o declaración que haga. EL anuncio de su despedida en juego oficial ha causado cualquier cantidad de comentarios y él fiel a su costumbre, deja que todo resbale, goza con estar “en el ojo del huracán” y se prepara a conciencia para poder responder a la expectativa. Es una perfecta Ave de las Tempestades Cuauhtémoc y como añora América por su propia esencia tener un jugador que además de dar espectáculo en la cancha, sea así de mediático y de llamar la atención. El Centenario de las Águilas del América toma todo el sentido desde que apareció Blanco en escena. Lo que sí creo es que la Liga debió anunciar un permiso especial por tratarse de un ídolo y no especular con el registro. Eso le daría todavía mucho mejor marco al Adiós de “Cuauh” que se fue de América en el Clausura 2007 enfrentando al Pachuca del Profe Meza y ahora lo hará en el Azteca años después frente al Monarcas dirigido también por Meza, hombre que le apoyó a muerte cuando vino aquel incidente donde El cock lo fracturó en el Azteca

Ídolos poco reconocidos

México tiene marcado el afán de reconocer poco a aquellos que le dieron lustre a su deporte. Parece ser que es una epidemia de envidia que se dé lugar a quienes se lo ganaron con sus actuaciones en el campo de juego. “Cuauh” es el último gran ídolo del balompié mexicano y como tal lo merece. Si estuviera en otro país hasta otras cosas hubieran pasado en su alrededor. Ese siempre ha sido el clamor de Hugo Sánchez y su punto de vista, simplemente con el tiempo quedó demostrado que así es. Hoy Chícharo lo vive en Europa, en donde por más que está en la cumbre, no terminan de cesar los francotiradores denostando sus logros. Por eso no me sorprende para nada todo el halo y olas que ha levantado el adiós del “Cuauh” porque lo que se ha hablado y dicho es parte intrínseca de la cultura Mexicana del desdén

Chaco Giménez

Lo que este hombre vive en la Máquina es más que merecido. Entrega y Corazón por delante lo que Christian siempre pone en cada actuación y ahora en el Clásico lo demostró y en la Copa lo selló con un golazo desde media cancha. Giménez es de los jugadores con mayor pundonor en la Liga MX y por eso, en su veteranía, lo deja todo en la cancha y no escatima nada por sus colores, teniendo en mente la deuda pendiente de ganar con Cruz Azul la liga. En el mismo tenor esta Gerardo Torrado que se ha aguantado la banca en Liga y que cuando es utilizado así como en Copa da el rendimiento al 100. Son dos jugadores excepcionales de la Máquina en la recta final de su Carrera.

Guardado idolatrado

En Eindohiven cantar el “Cielito lindo” cuando Guardado anota un gol, cuando es anunciado o es cambiado, se ha convertido en una tradición. Andrés, como capitán y líder de este equipo se ha Ganado el cariño y reconocimiento de la afición neerlandesa que lo tiene en el umbral del ídolo. Gran acierto de Cocu en convertirlo en medio de contención. Desde que llegó ocupó esa posición y Andrés, un profesional al 100 rinde en forma extraordinaria por su Buena visión de campo y proyección para sus compañeros. La llegada de Moreno le vino a complementar y así este dúo de mexicanos brilla por lo más alto en el balompié holandés. Su empate sin goles en Eindohiven, los obligó a dar un juego perfecto en el Calderón frente al tozudo Atlético de Madrid

Alan pulido centrado

Escuché a un Alan Pulido centrado y convencido del paso que dio y en donde finalmente llego a la titularidad. Al litigio le queda camino por delante, pero él se enfoca en la cancha y no pierde más energía con lo legal que es manejado por sus abogados. Vaya Aventura griega que se tiró y ahora que Marco Silva su técnico confía en él, debe aprovecharlo al máximo. Hoy lo tendremos en Europa League frente al Anderlecht.

PREGUNTA. ¿Gignac envejeció o solo es el tinte?  Qué mal tiró el penal.

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO

Comentarios   

“mailto:fschwartz@oem.com.mx”

fschwartz@oem.com.mx twitter @fersch_4

PD: Layún en los cuernos de la Luna. Las palabras de su técnico Peseiro así lo muestran.

/arm