imagotipo

En la charrería | Gabriel Torres de la Hoz

  • En la Charrería / Gabriel Torres de la Hoz

Desde que llegamos al Bosque de Aragón, en el lugar conocido como el Bramadero, sede de una Asociación que empezó con varas, luego tablas, ahora en 50 años se ha convertido en uno de los mejores lienzos techados de la ahora Ciudad de México, gracias a todos y cada uno de los Consejos Directivos que han pasado por sus filas; por todo ello son un ejemplo de lucha y tenacidad por un objetivo que ahora tienen, “travesear”como decían nuestros antepasados y ahora charrear bajo cubierto de la inclemencia del tiempo y el enemigo numero 1 de la charrería que es la lluvia, elemento con lo que echa a perder la fiesta más mexicana, que rescata los  valores de una raza conquistada con el caballo y que logra su independencia con el, que ahora lo convierte en binomio para preservar la más pura de nuestras tradiciones, la charrería orgullo de México. 

“Esta es su casa” debería ser el slogan de esa Asociación, ya que tanto un servidor, como Don Roberto Quezada Monter Jefe de la Sección de Deportes del periódico élite de Organización Editorial Mexicana no escuchamos otra cosa todo el día, que duro tan digno festejo que quedo en manos de Rancho el 50 de Veracruz para conquistarlo; al llegar vimos todavía la práctica de la escaramuza Campeona Nacional del Rancho San José invitadas especiales por la primera dama de la Asociación,la Sra. Paulina de Viñuela, para que fueran un ejemplo de la escaramuza monumental infantil- juvenil que se presentó perfectamente ataviada, en la modalidad de Adelitas. Posteriormente nos incorporamos al encargado de las Relaciones Públicas que mucho apoyo para que se cumpliera el sueño del techado, Julián Fuentes Maya que durante su periodo como Presidente construyera la terraza que ahora disfrutamos.

Llegada la hora de la charrería, las 12 hrs del día nos agrupamos en ella para dar paso al momento solemne, en donde el Presidente de la Federación Mexicana de Charrería Dr. Miguel Ángel Pascual Islas descubriría la placa conmemorativa de tan digno acto, teniendo como testigos de honor a muchas personalidades, destacando la mamá orgullosa del Presidente que logro este sueño, Edgar Viñuela Navarro, su hija Paulina I Viñuela, el expresidente de la Federación Mexicana de Charrería Álvaro Vergara Rodríguez, el Presidente de la Peña Charra “Juan M. Alférez Chavarría” Miguel Becerril Ortiz, por la Unión de Asociaciones de Charros de la Ciudad de México Sergio Barrenechea, por la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de México Rafael Díaz Moreno Delegado de la Zona Centro,  el homenajeado que no daba crédito a este homenaje Fortunato Maycott Cruzado, Arturo Jiménez Mangas Presidente de la Asociación Nacional de Charros, Salvador de la LLata Presidente de la Agrupación Regionales de la Villa y muchas personalidades más, que felices fuimos testigos de este logro. Aunado a esto la foto que publicamos en la primera plana de la sección de deportes, de este periódico al servicio de la gran familia charra, es también por el logro deportivo, de haber ganado el Torneo Independencia con lo que obtuvo el derecho de ir, después de muchos años de ausencia, a un Congreso y Campeonato Nacional Charro, asistiendo al pasado en Querétaro.

El caporal en este acto tan significativo fue el precandidato a la silla presidencial del organismo rector del deporte federado de los hombres de a caballo, la Federación Mexicana de Charrería Edgar del Bosque Amador, que fue recibido con todo beneplácito por la charrería capitalina por su proyecto, “todos por la familia charra”; él los insto en seguir unidos en su mensaje, defendiendo lo más importante que tenemos que es la familia, felicito la escaramuza monumental presente, de preciosas niñas y jovencitas, cobijadas por las flamantes campeonas nacionales de Rancho San José, terminando elocuentemente, sintiéndose orgulloso por sentirse integrante de esta gran Asociación, que por fin  logra con trabajo ser uno de los mejores lienzos de la ahora Ciudad de México, el bramadero de Aragón que lucha cada día por que nunca se acabe la raza de los hombres de a caballo, como decía DON DELFÍN SÁNCHEZ JUAREZ.

Vale la pena mencionar la gran labor en la locución en voz de Víctor Elizalde y de el ex presidente de la Rincón que nos recuerda que esa es nuestra casa, Leobardo García y la compañía de unos de los socios fundadores Francisco Barrales.

A nombre de El Sol de México agradecemos todas las atenciones recibidas, fue un placer convivir en tan histórico evento.

/arm