imagotipo

Encuentro con la Tierra

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

  • Es hora de ayudar en casa

Cuando tenía entre 25 y 26 años hice mi maleta y me fui a Vancouver a buscarme la vida. La experiencia fue única e enriquecedora. Esa vivencia marcó un antes y un después en mi persona, pues es uno de esos puntos en la vida que más dejar una marca, alimentan la esencia, forjan y definen la actitud ante las circunstancias. Alguien hace poco me dijo: “si no vives en un lugar al menos un año, entonces no viviste ahí”. Yo estuve cerca de 4 meses en Canadá, y para mí fue -hasta ese entonces- el viaje de mi vida. Así que cuando escuché eso de la temporalidad, preferí hacer caso omiso para dejar a mi corazón intacto. Aún siento que fui más que un turista en ese lugar.

Pero ¿a qué viene esto? El domingo escuché un término nuevo e interesante: viajero sustentable. Estuve en el “5º encuentro con la Tierra”, el cual se llevó a cabo en el Museo de Geología de la UNAM y la Alameda de Santa María la Ribera. Me llamó la atención el concepto de viajero sustentable, pero lo que hizo que me quedara a escuchar todo lo que eso significaba, fue que quien se dedicaba a difundir el mensaje me dijo: “Estamos hablando de turistas, no de residentes. O sea, de viajeros que están menos de un año en el lugar y luego se van”. Sí dolió un poco, pero en realidad ya estaba enganchado con la temática, por lo que no le di muchas vueltas. En esencia un viajero sustentable es el que respeta el entorno al que va, siguiendo las normas locales y encontrando comunión con la sociedad y la cultura. Pero sobre todo es ese turismo que no lastima ni transgrede a la comunidad o sociedad que visita.

Además de ese stand, había otros muy interesantes que hablaban del sistema petrolero, los suelos urbanos, los suelos de la CDMX en peligro de extinción, y la agricultura urbana, por citar algunos. Y creo muy necesario difundir lo que se está haciendo en una ciudad como la nuestra ante el deterioro ambiental. Y me da gusto saber que sí se están emprendiendo acciones que involucran a la UNAM, al gobierno y a la sociedad civil, aunque no tienen eco.

De alguna manera se debe documentar y dar a conocer lo que se está haciendo. Ojo, el sentido no solo es enterarse, sino de participar. Todos tenemos que pasar de ser espectadores a ser actores. Es nuestro planeta, es nuestro medio ambiente; es lo que hemos recibido y lo que dejamos a las siguientes generaciones. El cambio es ahora, y tomar conciencia es de ya. Cada momento que dejamos pasar es tiempo perdido, y las consecuencias irreversibles.

Viva la vida y sea feliz.

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen