imagotipo

Energía humana: ¿la conoces? | Espiral de conductas | Norma L. de Payro

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

No hay nada más energético que darse cuenta que la vida empieza desde la alimentación (Norma Luna)

Los seres humanos, han perdido de vista como gastan la energía del cuerpo, entre la prisa y la indecisión, no tienen la oportunidad de integrar como meta los cuidados de la energía humana. Los alimentos proporcionan la energía que genera el organismo humano a través de un proceso denominado metabolismo, ¿En qué consiste el metabolismo? es un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en las células del cuerpo. Transforma la energía que contienen los alimentos que ingerimos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos, desde movernos hasta pensar o crecer. Un tipo de energía del cuerpo es la electricidad, esta se genera, con un mecanismo llamado “compuerta sodio-potasio”, conocida como “chispa eléctrica”. Esta chispa provoca que la siguiente célula haga lo mismo y la siguiente, así sucesivamente, ello activa el cerebro para estar atento desde mover un dedo, hasta los pies. Cada pensamiento, emoción, o acción, provoca una reacción en un área específica de tu cerebro, como estar alegre o triste o enamorado. La tecnología moderna de imágenes nos permite ver la intrincada danza de energía en el cerebro, que acompaña a cada pensamiento y sentimiento. Un cuerpo humano genera entre 10 y 100 mil voltios, casi nada comparado con una bombilla que requiere 25 mil voltios. Sin embargo, esos voltios que produce tu cuerpo son suficientes para generar y mantener lo más preciado de la existencia: la vida. El profesor Steve Beepy, en la Universidad de Southampton, en el sur de Inglaterra. En su laboratorio se avanza ya en la creación de un chaleco realizado con un material capaz de generar electricidad ya sea por el calor del cuerpo humano o mediante el movimiento del mismo. La idea sería “recolección de energía cuando haces algo, y usarla cuando ya tienes suficiente”. Esta prenda podría además recabar, mediante sensores especiales, diversa información sobre la persona que la viste y al mismo tiempo realizar exámenes periódicos sobre, por ejemplo, su presión sanguínea y otros síntomas. El resultado podría transmitirse vía inalámbrica a su doctor de cabecera o al hospital. El principal reto de los científicos es conseguir que la ropa responda al movimiento del cuerpo, porque “la ropa está diseñada para ser maleable y no resistirse al movimiento, y para obtener energía eléctrica hay que moverse”, dice Beepy, quien reconoce que “sería mejor poner esto en tu zapato o calcetín, para aprovechar la fuerza que uno hace cuando camina”.(Fuentes: Revista Científica, bbc.com).

Los alimentos proporcionan la energía al organismo humano a través del metabolismo.

Los alimentos proporcionan la energía al organismo humano a través del metabolismo.

/arm