imagotipo

Entre fascismo y calentura | ESTO y algo más | Pedro Peñaloza

  • Pedro Peñaloza

“No hay barrera, cerradura o cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.

Virginia Woolf

No es nuevo que los equipos cuando van de visita al Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria (CU), tengan que ser parte de la entonación del himno de la UNAM. Lleva más de 16 años interpretándose continuamente al inicio de cada partido de los Pumas, es más, hasta en los juegos de Copa Libertadores y Copa MX se cantan las estrofas universitarias. Ahora bien, después del empate en CU el entrenador de Cruz Azul, Tomas Boy, tiró una declaración precipitada al afirmar que el saludo hecho por el equipo y la afición de la máxima casa de estudios tenga orígenes fascistas, al ser parecido al que se practicaba en la Italia de Mussolini y la Alemania de Hitler levantando el brazo derecho.

En los últimos años, la palabra “fascismo” se ha venido utilizando ambiguamente y con poca exactitud para describir cualquier régimen represivo, es común que grupos con poca información de este movimiento nacido en Italia vean tufillos de esta ideología en casi cualquier parte y, ahora parece que también el “ilustre” y “tolerante” Tomás Boy, cayó en la misma simplicidad facilona de etiquetar este movimiento de corte conservador con un saludo universitario.

Por su parte, la UNAM, salió a responderle al “Jefe” Boy, mediante Twitter, que la mano derecha levantada formando un puño representa el levantamiento de un casco de futbol americano. Asimismo, Hugo Sánchez, entrenador que popularizó la entonación antes de los partidos, después de la Huelga del 99 en la UNAM, insultó al entrenador de la maquina llamándolo ignorante, además puso en entredicho que Tomás haya asistido alguna vez a la escuela –por cierto, sería bueno saber si el pentapichichi asistió a todas su clases en la Facultad de Odontología: “no sé si estuvo en la primaria o en la preparatoria. Dudo que haya ido a la Universidad y a la preparatoria por utilizar una palabra que ni siquiera sabe lo que significa”. ¿Hugo sabrá el contenido histórico y los aspectos que envuelven este movimiento? Por último, el nuevo rector, Enrique Graue, afirmó que el puño levantado “es un acto universitario de unión, fortaleza, vigor, de ánimo para los jugadores y el estadio”. Es claro, que en la letra del himno no hay ninguna connotación del movimiento liderado por el Duce, sin embargo, no se puede negar que en la UNAM han existido grupos de extrema derecha, principalmente herederos del falangismo español como el sinarquismo y el Partido Acción Nacional, de carácter más laico y liberal aunque de claro signo demócrata cristiano.

Veamos: con el triunfo de la Revolución Cubana y el miedo de la expansión del socialismo real al país, empresarios mexicanos financiaron grupos de choque dentro de la Universidad, así, en 1961, se formó el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), que se caracterizaba por ser un violento grupo estudiantil de extrema derecha diseñado para operar en las facultades de Derecho, Medicina e Ingeniería de la UNAM. De igual manera, en los años sesenta se consolidaron organizaciones como la Porra Universitaria y la Federación Estudiantil Universitaria, grupos porriles de derecha con una clara tendencia anticomunista formados por el PRI, Gobernación y el Departamento del Distrito Federal paracontrolar a los estudiantes, proclamar las “buenas costumbres”. Hoy en día, estas corrientes se encuentran refugiadas en la Doctrina Social de la Iglesia y el liberalismo económico.

No es de alarmarse que tendencias conservadoras y de derecha se hayan incrustado en la UNAM, las universidades concentran las diversas miradas, teorías y visiones del mundo, el verdadero problema está en negarlas. Por su parte, es de llamar la atención que Tomás Boy, con toda su experiencia haga un comentario de este tipo cuando los medios le preguntaron solamente del empate de su equipo. ¿Qué tenía que ver el desempeño de la Máquina en CU con el himno de la UNAM? ¡Patético!

Algo Más. La supuesta gastroenteritis que se inventó Carlos Vela cuando no pudo llegar al entrenamiento de su equipo porque un día antes asistió a un concierto a Madrid y perdió su vuelo, simboliza a un muchacho perdido, que no tiene claras sus prioridades, ojalá la Comisión de Selecciones trabaje con él en el ámbito psicológico y lo rescate o seguramente se perderá en el camino.

pedropenaloza@yahoo.com / Twitter: @pedro_penaloz

/arm