imagotipo

Equivocacarse: ¿una acción que a veces no admite al perdón?

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

La palabra “Equivocarse” se ha colocado entre los temas  con gran interés en nuestras sociedades. Ya que hoy en día al parecer han surgido conductas o comportamientos que alteran el bienestar social por el simple hecho de equivocarse.  La web Psicología-guía 2000 describe que el psicoanálisis lo describe como un acto fallido  que usualmente se realizan en la vida cotidiana, pero al tener un error son atribuidas a una falta de atención o a la casualidad.  Sigmund Freud trata de demostrar que los actos reflejan el conflicto entre la intención consciente y lo reprimido. Por lo tanto emergen síntomas conocidos de la vida diaria y que en cierto momento nos parecen relevantes,  pero si no se atienden habilitan  la acción de equivocarse, hasta hacerlo  una patología que puede llegar  a grados donde  el hombre se autodestruye. En un salón de clases, equivocarse oralmente ya sea el Profesor o los estudiantes es una política silenciosa que muy difícil es perdonada o trascendida. Y tiempo después en las sobremesas,  los testimonios se dejan escuchar de cómo miles de estudiantes fueron traumatizados por profesores que no permitieron equivocaciones en un salón de clases. O estudiantes que tampoco permitieron equivocaciones de profesores, por el hecho que sus padres pagaban colegiaturas altas. Freud expresaba que muchas equivocaciones no solo vienen por un estilo de educación o vida social, también vienen de lo que se gesta en el inconsciente y el tiempo que tarda una  persona  en procesarlo (impacto o trauma no comprendido) permitiendo tener intenciones bajo un proceso no terminado. Una intención que puede ocasionar, risa, aflicción dolor o la muerte. Noticias bbc.com compartió que la NASA envío un orbitador de Clima al planeta Marte, el cual se destruyó al entrar a la atmosfera de Marte,  una investigación dijo que la causa original de la pérdida fue “el error de conversión de las unidades inglesas a unidades métricas” de un contratista, ya que la NASA entrego medidas inglesas y el contratista asumió que usar unidades métricas era los mismo, perdiendo así tan cuantioso orbitador. En cuantas ocasiones no se han escuchado padres de familia que por fatiga, equivocadamente maltrataban a los hijos sin razón. Sin embargo expertos en conductas afirman que también las personas se equivocan por sesgos cognitivos. Es decir, El cerebro inesperadamente  presenta una necesidad de emitir juicios inmediatos ante determinados estímulos, problemas o situaciones, que influye en la toma de decisiones de manera intuitiva, sin permitir lo racional. Psicólogos expresan que equivocarse es parte del accionar del hombre de todos los días. Y aprender a perdonar a sus  iguales y auto perdonarse, provoca que la equivocación en turno sea trascendida. El hombre trabaja para un bienestar común, y equivocarse es parte de la supervivencia humana. Hay  conductores de auto que son víctimas de suicidas y los familiares aun sabiendo esto, no perdonan al conductor del auto,  ya sea por el dolor de la pérdida o porque su estilo de vida no se los permite. Equivocarse es un tema controversial, pero también es un tema que puede estar en los núcleos sociales para su comprensión. Corregir una equivocación es un camino seguro, no perdonar la equivocación es la entrada a un camino de incertidumbre. Libro recomendado: El Prisionero del Cielo de Carlos Ruiz Zafón.