imagotipo

Erosión Fiscal / Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

*  Propone la OCDE plan para evitar el desvío de utilidades a paraísos fiscales

* Las reformas propuestas permitirán fortalecer las finanzas públicas de todos los países

La crisis financiera mundial ha ocasionado que cada vez sea mayor la fragilidad de las finanzas públicas en los distintos países. Las economías de mayor desarrollo enfrentan un elevado endeudamiento público y no encuentran la forma de lograr una recuperación sostenida, mientras que las emergentes sufren de una drástica disminución en sus ingresos por la contracción en los precios de los energéticos y de las materias primas, así como por la amenaza que representa la inestabilidad financiera internacional.

En ambos casos, el desafío consiste en aumentar los ingresos fiscales y hacer más eficiente el gasto, en impulsar las inversiones, en resolver lo cuellos de botella que restan flexibilidad a los procesos económicos y en  atender la desigualdad, la pobreza y el deterioro de sus sistemas de protección social.

En México, se llevaron a cabo, precautoriamente, modificaciones tributarias y reformas que han permitido paliar los choques externos teniendo, adicionalmente, que realizar un ajuste y el rediseño presupuestal. Hoy en día, se ha aprobado la ley de ingresos para el próximo año en la Cámara de Diputados, habiendo dado pie a una discusión que, entre otros tópicos, la baja recaudación proveniente de los grandes corporativos, no obstante las progresivas tasas impositivas.

El tema no es solamente una preocupación de México, sino que a nivel mundial la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) se ha dado a la tarea de analizar los huecos que existen en las regulaciones tributarias de todos los países que permiten que “desaparezcan” o que “artificialmente” se dirijan grandes montos de utilidades de los grandes corporativos internacionales hacia lugares de baja tributación, conocidos como paraísos fiscales.

A partir del análisis elaborado por la OCDE, se han propuesto medidas y reformas para frenar las prácticas que erosionan  la base tributaria de todos países en lo que se conoce en inglés como Base Erosión and Shifting Action Plan (BEPS Action Plan). Las medidas han sido aprobadas en la última reunión de ministros de finanzas del G-20  que se acaba de llevar a cabo en Lima, Perú y se presentará en la reunión de jefes de estado que tendrá lugar el mes próximo.

En la pasada reunión de la Asociación Mexicana de Estudios Internacional (AMEI) en que se le otorgó el reconocimiento Isidro Fabela a Ángel Gurria, el secretario general de la OCDE señaló que aún sin haberse instrumentado todavía las reformas para combatir la erosión de la base fiscal, se ha logrado incrementar la recaudación mundial tributaria en 40 mil millones de euros y se espera que, cuando entre en vigor, se podrá recaudar un monto adicional de aproximadamente 240 millones de euros anualmente

Las quince acciones que incluye el BEPS Action Plan permitirán fortalecer las finanzas públicas, pero para no resultar que sea una reasignación improductiva de recursos, las autoridades gubernamentales tendrán que hacer un ejercicio eficiente el gasto, evitar el despilfarro y fomentar la inversión en infraestructura y en el mejoramiento de la productividad.
miggoib@unam.mx