imagotipo

Escaparate de la Moda

  • Escaparate a la moda: Claudia Azcona

  • LOS SUEÑOS PUEDEN CONVERTIRSE EN REALIDAD
  • Claudia Azcona
  • Haydee Santillán, Daniel Rojas Castro y Jaime Ruiz de Velasco
  • Botas hechas con hojas de piña

Siempre he pensado que con tenacidad y entrega puedes alcanzar tus ideales. Por supuesto que nada es sencillo en esta vida. Como diría mi papa: “Todo es cuestión de tiempo y constancia; pero sobre todo de inspiración”. A través de mi profesión he podido conocer a infinidad de personas; pero admito que cuando es alguien que no se da por vencido tan fácilmente, pelea, arriesga, sueña y se atreve a luchar por sus ideales… llama mi atención.

La moda es un medio de expresión, al punto de ser para muchos emblema de lucha e inspiración pura. Daniel Rojas Castro es una joven promesa del diseño de modas. Confieso que antes de platicar con él pude admirar sus creaciones, y honestamente me llamó la atención la confección y la precisión de su costura. Algunas piezas incorporan cierres y aplicaciones ingeniosas para que la consumidora pueda combinarlas de acuerdo a la ocasión. En su colección primavera-verano 2017 destacan chamarras, faldas largas (que se transforman en mini faldas), vestidos de coctel y gabardinas (de doble vista). Asimismo, diversas propuestas de sudaderas, las cuales por cierto lucen figuras hechas con una de las técnicas más antiguas del mundo: el punto de cruz, la cual le ayuda a bordar su abuela en cada pieza.

Para Daniel la palabra “moda” toma un significado especial. Se nutre de la inspiración que siente por el arte, la música, la belleza de la mujer mexicana y el trabajo de otros diseñadores a los cuales admira, para posteriormente materializar sus ideas en prendas con un estilo único en el que la elegancia “chic” y el glamour juega un papel trascendental. Estudió dibujo y corte y confección en la Academia Lemax, en Tecámac, Estado de México. Tras crear su firma, gracias a su pasión y vocación, logró destacar como diseñador independiente, siendo “Bazar Mexicanitas” y “Colectivo Bendito Cielo” sus principales escaparates de promoción y venta. Algo que lo distingue además de ser un buen seguidor de las tendencias, es su maestría en el corte y buscar calidad en los materiales que utiliza en la elaboración de sus diseños.

“En la escuela te sugieren seguir las tendencias, las cuales llegan a repetirse, sin embargo, para poder transmitir una sensibilidad propia tienes que tener la facultad de reinterpretar. Mis piezas son consecuencia de la imaginación y creatividad, de todo aquello que observo y admiro. De percibir a través de mis sentidos la belleza de la música, el arte y de la mujer contemporánea. Me agrada pensar que a través de una prenda, mi consumidora podrá destacar su silueta y sentirse mejor”, me comenta con un tono entusiasta Daniel para después agregar: “No busco comunicar algo en especial. Simplemente hago lo que me apasiona: crear. Deseo que mi ropa refleje la esencia de quien la luce. Me gustaría que mi clienta pueda encontrar en mis atuendos una alternativa distinta para ataviarse de modernidad y elegancia para una ocasión especial, y sobre todo, que al usar alguna de mis prendas, llame la atención de todos a su alrededor. Mi meta es expandir mi mercado, consolidar mi trabajo y lograr que mi marca pueda ser sustentable”.
¿Qué es para ti la admiración?

“Es un sentimiento que despierta algo o alguien con tan solo apreciarlo. Soy admirador de aquellas personas que trabajan con fuerza para alcanzar sus metas. En el mundo de la moda admiro a varios diseñadores. A través de sus propuestas me motivan a ser mejor. Me gusta el trabajo de John Galliano, pienso que él interpretaba magistralmente a Christian Dior de quien también me gusta su ‘new look’, el cual ha sido influencia en algunas de mis piezas. Me apasiona el estilo excéntrico de Alexander McQueen y su capacidad de combinar su sensibilidad gótica tomada de algún cuento con la feminidad de la mujer actual y trasladarla a la alta costura. Con relación a la moda nacional, he tenido la oportunidad de conocer el trabajo de Marica Vera, una marca mexicana de lencería de lujo”.

¿Cuál es el sentimiento que mejor define a tu marca?

“Creo que uno no muy difícil de descifrar sería pasión, ya que es una sensación tan intensa que me produce el crear, que puede englobar otros como entusiasmo, deseo, sensibilidad e intensidad”.
HAYDEE SANTILLÁN PROMUEVE EL DISEÑO SUSTENTABLE

Algunos estudios indican que procesar con cuero genera contaminación debido a que se utilizan diversos compuestos químicos. Por otro lado, se suele reducir la salubridad de los entornos de trabajo. Para la diseñadora de calzado Haydee Santillán Ramírez, esta problemática fue la razón que la motivó a buscar algo novedoso para incorporar en el diseño de sus propuestas.

La piña o ananá, fruta tropical que además de ofrecer propiedades nutricionales y medicinales, ahora también podrá contribuir al impacto ambiental, grave dilema que se vive en las grandes ciudades. Es tiempo de que otras firmas sigan el ejemplo de la creadora de Lahay, una firma de calzado 100 por ciento mexicana y artesanal inspirada en el diseño sustentable que incorpora tecnologías éticas en sus piezas.

Después de terminar una maestría en la carrera de diseño de modas en Barcelona, España; investigó sobre diferentes materiales ecológicos a fin de implementarlos en el diseño de sus botas. Fue así que conoció la innovación de Carmen Hinojosa, directora de Piña Tex a quien posteriormente contactó a fin de realizar con ella una
colaboración.

Con esmero y dedicación hizo realidad uno de sus anhelos: poner su granito de arena y cooperar en favor del medio ambiente a través del lanzamiento de su nueva colección de botas llamada Naná, hechas con hojas de piña, nombre inspirado en el origen de las ananas (taxonomía de la piña) y que significa “perfume de los perfumes”.

Piña tex es un material natural, fuerte, ligero y transpirable. Está fabricado a partir de fibras de las hojas de piña y es suplente sostenible del cuero, natural, biodegradable y respetuoso con la naturaleza. Usar este “cuero de piña” impulsa un 80 por ciento menos residuos. Para elaborar un par de botas se requieren
cinco hojas de piña.
EL TALENTO SE HEREDA…

Y el caso de Jaime Ruiz de Velasco, es un claro ejemplo. Su historia como empresario también nace de la admiración que siente por su padre, el diseñador y empresario tapatío Jaime Ibiza, quien lo ha impulsado a realizar sus metas.

Egresado de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara, en donde se enfocó en la carrera de administración y negocios internacionales (ANI), Jaime Ruiz de Velasco emprendió su preparación empresarial para obtener un postgrado en el IPADE Bussines School (IDE), el cual está enfocado en desarrollar aquellas dimensiones humanas fundamentales para el ejercicio de la dirección de empresas. Desde muy joven comenzó a colaborar como ayudante de almacén en la empresa de Jaime Ibiza, firma que hoy en día es una de las más importantes a nivel nacional. Años más tarde con esmero y dedicación, ocupó la dirección comercial de la empresa de bolsos y accesorios, impulsando su proyección en otros países. Pese a su juventud ha demostrado a propios y extraños su profesionalismo e innovación, emprendiendo su propio vuelo al iniciar una historia de éxito con la dirección de la firma Seahorse Swimwear, la cual ha logrado ya una importante proyección en México y que se distribuye en cadenas hoteleras y boutiques de playa, enfocado en su producto estrella “Swim Trunk” (traje de baño
estilo francés).