imagotipo

Escaparate de la moda

  • Escaparate a la moda: Claudia Azcona

  • OAXACA VIVE A TRAVÉS DE LA SONRISA, EL ALMA  Y MANOS DE SUS ARTESANOS
  • Ileana Rojas se inspira en el baile regional  “Flor de Piña”
  • Mariana Barranco rinde homenaje a Tuxtepec y Tehuantepec
  • El arte oaxaqueño de Cristina Palacios

Claudia Azcona

Si algo distingue a los artesanos oaxaqueños es la habilidad y sensibilidad de sus manos para crear hermosas propuestas de joyería, indumentaria, muebles y obras de arte. El trabajo de sus artesanos y diseñadores son un fiel reflejo de su compromiso y lealtad. Nadie tiene el derecho de privarlos de esto…Nadie debe permitirlo…Su profesión es el alimento y motor de vida de su hogar y corazón.
CON EL CORAZÓN DE LA GUELAGUETZA: ILEANA ROJAS

En los últimos meses, y en virtud de los acontecimientos que vive Oaxaca, la “Guelaguetza” adquiere un sentimiento diferente. Ya no solo es el momento de compartir las tradiciones, costumbres de cada región y el legado cultural; sino es la ocasión para participar la dicha de la vida de un estado guerrero que pese a los percances se mantiene de pie, luchando y confirmando que el lazo de garra que los une desde tiempos antiguos es irrompible.

La palabra “Guelaguetza” en zapoteco simboliza ofrenda. Para el pueblo oaxaqueño significa amista y compartir. En esta colosal celebración que se realiza cada Julio en el Centro del Fortín, arriban con regocijo a la Ciudad de Oaxaca más de 50 poblaciones de 17 etnias provenientes de las ocho regiones del estado de Oaxaca: los Valles Centrales, Cañada, Papoloapan, La Mixteca, de la Costa, del Istmo de Tehuantepec, Sierras del Norte y Sierra Sur, con la misión de entregar a sus anfitriones el corazón de su cultura, a través de la indumentaria, gastronomía, artesanía y diversidad de productos.

Y es ese sentir de hermandad lo que enamora a la diseñadora oaxaqueña Ileana Rojas para crear la edición limitada “Guelaguetza”, inspirada en el baile regional “Flor de piña” representativo de la región del Papaloapan. La joya está elaborada en plata dorada con detalles de cristales Swarovski y montada en collares de lapislázuli, cuarzos y la simbólica soguilla (cadena característica de Oaxaca). Es un diseño que combina la sensibilidad de los orfebres oaxaqueños, con la sublime belleza e historia de las joyas clásicas oaxaqueñas. Para la diseñadora, representa el amor y el compañerismo de los oaxaqueños por colaborar y dar; sentimientos que existen en la Guelaguetza.

“Todos los habitantes del estado estamos viviendo momentos difíciles y de incertidumbre. Sin embargo nos mantiene unidos un sentimiento de esperanza y solidaridad. Tenemos que continuar y demostrar que las manos mágicas de nuestros artesanos tienen muchas historias por crear”, confiesa Ileana Rojas.

DISEÑADORES Y ARTESANOS, EJEMPLO DE FUERZA
INQUEBRANTABLE…

MARIANA BARRANCO

“Pueblos Indígenas” es una colección que ha dejado huella en la vida de la diseñadora oaxaqueña Mariana Barranco y en donde representa las piezas esenciales de la indumentaria tradicional de algunos pueblos indígenas del país como maya y mazahua; y regiones del estado de Oaxaca como el Distrito de Tuxtepec (región Papaloapan) y Tehuantepec (región Istmo) con sus hermosos huipiles de flores de múltiples colores. A través de cada pieza la diseñadora rinde un homenaje sincero a la forma de vestir de cada emblemático lugar.
-Como diseñadora, ¿cómo te ha
afectado la situación que vive
Oaxaca?

“Nos ha perjudicado en forma general a todos los ciudadanos y a los que tenemos una relación comercial y de hermandad con Oaxaca. Me duele el no poder transportarme a la ciudad de manera normal, y el no poder admirar la belleza de mi ciudad y paisajes, que me impulsan a crear. Trabajo con artesanos que producen barro negro, jícara, textiles y madera; el mayor conflicto al que nos hemos enfrentado es a la inseguridad para el traslado de nuestro producto y al tiempo en que estos tardan en llegar a su destino”.
-¿Qué te enamora de Oaxaca?

“Me inspira todo el tiempo en forma absoluta. Es un estado maravilloso dueño de tradición, gastronomía, cultura, playas, artesanía y arquitectura. Definitivamente soy una eterna enamorada de mi estado y me siento muy afortunada de ser oaxaqueña, porque eso nutre mi inspiración para seguir diseñando y difundiendo toda su
riqueza y esplendor”.
CRISTINA PALACIOS

Si algo caracteriza los diseños de la oaxaqueña Cristina Palacios, es la técnica del hilo de plata bordado a mano, lo que le valió ser seleccionada por Industrias Peñoles como su tendencia 2011. En sus piezas de joyería, Cristina reúne el diseño de las tradicionales artesanías mexicanas, las obras de reconocidos pintores mexicanos y la sensibilidad de la naturaleza (en especial hojas, flores y mariposas). Muestra de su amor y pasión por Oaxaca y referencia de la belleza de su trabajo, es la exposición “A mano” presentada en 2014, en donde reinterpreto las obras de los cuatro artistas plásticos más importantes de Oaxaca, como son el maestro Francisco Toledo, Luis Zarate, Rubén Leyva y José Villalobos, para adaptarlas a joyería de exquisita belleza. Y las colecciones atemporales “Tuxtepec” y “Tehuantepec” inspiradas en los textiles que se utilizan en la “Guelaguetza”.
-¿Qué representa Oaxaca
para ti?

“¡Una inspiración impresionante! Es una tierra llena de magia y tradiciones, reúne una riqueza cultural y artística maravillosa. Es la cuna de grandes artistas, es color, es gastronomía, es arquitectura, es historia, es arqueología, es plástica, un lugar mágico donde encuentro sensibilidad y arte en cada rincón, tanto en sus textiles, orfebrería, barro, artesanías como en la obras plásticas de grandes maestros”.
Twitter @claudiaazcona

claudia_azgar@hotmail.com