imagotipo

Espiral de conductas | Norma L. de Payro

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

Una sugerencia climática: entre tus conductas psicológicas y biológicas

Un arcoíris, un bello granizo, vientos que acarician tu rostro, ya no es exclusivo de la poesía, ahora es la realidad alterada de la madre tierra (N. Luna).

Valorar, es una acción que ejerce fuerza entre los seres humanos, sobre todo en la adversidad, la ilusión y el amor, pero en relación a su medio ambiente, pocos son los que hacen consciencia de la importancia de tener un aire puro o lo significativo de conservar la naturaleza viva. Los efectos psicológicos que puede causar simplemente la supervivencia y las alteraciones biológicas causadas por cambios climáticos inesperados, es la nueva problemática de nuestros días. La salud mental no es una condición innata hereditaria o incrustada en las experiencias de la infancia tanto como que está determinada por nuestras sociedades contemporáneas. Esto sugiere que aquellos que sufren de enfermedad mental, por ejemplo, depresión provocada por el desempleo, la inseguridad laboral o la disminución del nivel de vida, pueden reducir su sufrimiento a través de la resocialización adulta, ganando conocimiento. Pero qué pasaría si una depresión viene de un cambio climático, ¿las personas de este siglo están preparadas para ello? En México, expertos en conducta afirman que los cambios por variables del universo, no están bajo el control del ser humano. Sin embargo, está la experiencia ante las catástrofes naturales existentes en el planeta que ya ejercen grupos de ayuda gubernamental y civil, mismos que puede ayudar a la cotidianidad a tomar medidas básicas para enfrentar los cambios climáticos que puedan conmocionar la salud. Psicólogos sugieren iniciar con medidas personales: escuchar o ver noticias en los medios de comunicación o en las redes sociales para prevenir las inconsistencias climáticas. En esta temporada de vientos, en la Ciudad de México, levantarse un poco más temprano y estar bien alimentado o llevar un lunch, para contribuir en caso de un paro vial por incidentes inesperados por el cambio climático. Se apreció en estos días vientos, granizo y lluvia, cuando en años pasados un poco de calor anunciaba la primavera. El cuidado del cuerpo y la conducta son básicas en un cambio climático. Hoy la era mediática permite saber cómo otras culturas y países enfrentan temporadas invernales o calurosas. Actualicemos nuestra forma de vida ante los cambios estacionales. Si tienes información para que tu comunidad mejore sus cuidados ante el cambio climático, pasa la voz, es momento de solidarizarnos para reducir factores de riesgo en la salud de nuestra sociedad ante el inminente cambio climático. Una mente informada ayuda al estado de bienestar para el bien común.

EL CUIDADO del cuerpo y la conducta son básicas en un cambio climático.

EL CUIDADO del cuerpo y la conducta son básicas en un cambio climático.

/arm