imagotipo

ESTO es Rio 2016

  • Fernando Schwartz

En Sydney 2000, un escuálido joven se lanzó a la piscina. Su figura pasó sin pena ni gloria. En Atenas 2004, da sus primeros vistos de lo que llegaría a ser y con arrasar las medallas de oro en Beijing, la historia de Michael Phelps se elevó hasta el Olimpo que confirman en Londres 2012 y que ahora buscará extender a sus 31 años en Río. Con 22 medallas, 18 de oro, es el máximo ganador de la historia, tenía un sueño por cumplir y lo logró en esta edición. Sus últimos Olímpicos, cuando el Comité Olímpico de los Estados Unidos le dio el honor de ser el portador de su bandera de las barras y las estrellas en la ceremonia inaugural. Phelps, con ello cerrará con broche de oro su andar por el Olimpo. ¡Grandioso!

Vanessa Zambotti, de Mexico se llevó desagradable sorpresa cuando a su llegada a la Villa Olímpica vio un bolso abandonado. Con las órdenes que tienen inmediatamente anunció a los servicios de emergencia y todo mundo se movilizó afuera de la Villa para rastrear, vigilar y atender la emergencia. No pasó a mayores, pero Vanessa, en sus cuartos Olímpicos tiene dilatada experiencia y aquí en Brasil no hay que dejar pasar por alto la mínima sospecha.

Cinco nuevos deportes en Olímpicos y el que más me llama la atención es el de escalada. Esto me indica que los deportes extremos van llegando paulatinamente al Olimpo y creo que para dentro de ocho años después de Tokio, estos deportes pueden tomar un papel preponderante, La modernidad va reclamando nuevos espacios y nuevas disciplinas. Unos Olímpicos que eran románticamente amateurs, después admitieron profesionales y ahora van a continuar el camino de la modernidad, lo cual no deja de llamar poderosamente la atención.

Los deportistas mexicanos de tiro con arco nos contaron en corto que la Villa Olímpica es una caja de sorpresas. Los mexicanos ya se han encontrado con Michael Phelps o con Rafael Nadal. Todas las grandes estrellas se unen a la festividad que representa estar en la fiesta universal del deporte y no pierden detalle alguno. Muchos esperan con ansiedad toparse con Usain Bolt, que acostumbra quedarse en la Villas. Por ahora, los únicos que están fuera son los de futbol que actúan en el interior de Brasil y los de basquetbol de la NBA en femenil y varonil, que a su llegada a Río se quedarán en el lujoso “Silver of The Clouds”, anclado ya en el Puerto de Maue, esperando a sus huéspedes.

El fuego olímpico llegó en forma espectacular a Río de Janeiro. Estar en la embarcación original con la que Brasil ganó en Estocolmo 1912 la  medalla fue muy bien pensado. De ahí pasó a otra embarcación antigua para finalmente llegar a la Marina. Unos 27 barrios a recorrer por Río de Janeiro y para evitar el tránsito que es de locos en esta ciudad, se fijó como día feriado el jueves 4 de agosto y que con ello, los congestionamientos no sean mayores con el asunto de los recorridos. No cabe duda que Río es una belleza natural, pero si hablamos de tránsito y desorden vial, yo creo que la medalla de oro les pertenece con todos los honores.

Daniela Campuzano, abanderada nacional y de ciclismo por montaña llegará a la sede olímpica a las 2 de la tarde con cinco minutos. Con ello, Daniela comenzará a vivir la experiencia de su vida al llevar el lábaro patrio en la ceremonia inaugural de los Juegos. Daniela, sorpresivamente llegó al honor y con ello las mujeres continúan acaparando este honor en las ultimas ediciones olímpicas. Ella llega con la ambición deportiva, además de quedar entre los primeros 10 lugares de su prueba.

Me platican que Paola Espinosa llegó corriendo a su llegada y la tuvieron que perseguir hace dos días que llegó para que hablara ante cámaras, micrófonos y prensa escrita. Yo diría que si tiene toda la experiencia olímpica y además el rango que tiene, un poco de amabilidad no le caería nada mal. Pero tal parece que viene siendo ya su actitud favorita en los últimos meses.