imagotipo

ESTO y algo más

  • Pedro Peñaloza

“El único deber que tenemos

con la historia es reescribirla”

Oscar Wilde

 
La casi eliminación de México en el hexagonal anterior parece que no dejó ningún aprendizaje a los federativos. ¿Qué cambios se han hecho al interior de las selecciones nacionales para que no se repita una actuación tan mediocre?, ¿sabrán los dueños y dirigentes cuáles fueron las razones de aquella crisis?Ahora bien, pareciera que la actuación del Tricolor en el Mundial de Brasil borró de la mente de los hombres de pantalón largo, con ayuda de las televisoras claro, la autocrítica y la reflexión que se necesitaban después de una calificación mundialista de pena, que ocasionó que la escuadra azteca tuviera que viajar hasta el otro lado del mundo para pelear un repechaje. Hoy, seguramente, ya olvidaron los dueños del dinero que gracias a que Nueva Zelanda era un equipo semiprofesional pudieron seguir acumulando dólares, es decir, una venda en los ojos. Por estas razones, afirmamos que no hubo ningún análisis serio de lo que se vivió hace apenas un par de años porque nuevamente llegamos a fases de calificación mundialista bajo las mismas prioridades, a saber, anteponer la ganancia, el lucro y dejar rezagado lo deportivo.

La primera prueba de nuestros dichos es que vuelven los partidos moleros, es decir, juegos organizados únicamente con el objetivo de recaudar billetes verdes de nuestros paisanos en los Estados Unidos, que habidos de sentirse identificados con la patria que no supo darles las oportunidades que reciben en el vecino del norte, encuentran casi exclusivamente ese sentido de pertenencia mediante la asistencia a los estadios para ver a sus ídolos y olvidar por un momento la discriminación y explotación a la que están sujetos. Bajo este contexto, la firma Soccer United Marketing (SUM), compañía que se encarga de organizar los amistosos y con la que la FMF ha firmado contratos por varios lustros, organiza partidos sólo pensando en su beneficio. Pero SUM no tiene la culpa, esta se maneja como cualquier empresa en este capitalismo depredador, los verdaderos responsables son los que firman año con año los contratos que permiten que la selección sea usada como mercancía, que sea llevada al país de las hamburguesas cada fecha FIFA para que pueda ser vendida. ¿Por qué los comentaristas que se desgarran las vestiduras y se envuelven en la bandera cuando un jugador osa negarse a venir con la Selección, callan cuando el combinado nacional es manoseado y degradado por federativos? Incongruencia.

Asimismo, sabiendo la historia de errores en la elección de jugadores que se cometieron el proceso pasado, es de llamar la atención que tanto Baños como Cantú permitan a Juan Carlos Osorio equivocarse tanto a la hora de hacer la lista de convocados. Ya se terminó el tiempo de probar jugadores, en un mes el colombiano se juega su chamba visitando Columbus y Panamá, partidos clave y que de ganar darían confianza al grupo y ayudarían a salir del bache que significó el 7-0 contra Chile. Sin embargo, Osorio continúa con sus rotaciones sin poder imprimir su sello a los jugadores y aún así llama a futbolistas por primera vez, como Pulido, los Dos Santos, Gallardo, etcétera. No necesitamos ser brujos ni adivinos para saber que el inicio del Hexagonal para Rusia 2018 iniciará con resultados adversos. Juan Carlos Osorio tenía una oportunidad única para tener unos días a todos los “europeos” y practicar con ellos lo que quiere en la cancha, pero la desaprovechó. Lástima. Que nadie se haga ilusiones, parece que los federativos necesitan que el combinado nacional se quede sin mundial para que en verdad se haga algo en nuestro futbol. Por desgracia para los aficionados la historia se repite.

Algo Más. Otro problema que tiene la FMF es su pleito con FIFA por el grito de “puto” en las tribunas de los estadios. Ahora, su estrategia es demostrar, ante el TAS, que ésta no es una palabra machista, homofóbica y discriminatoria, pero, ojo, ponerse en esa posición puede ser peligrosa, ya que no solo la aceptan sino que hasta la defienden. Da pena.
pedropenaloza@yahoo.com/Twitter: @pedro_penaloz