imagotipo

ESTO y algo más

  • Pedro Peñaloza

TRIUNFOS O ESTRATEGIA

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la más receptiva al cambio”.

Charles Darwin

COMO en nuestra sociedad, permeada por la desigualdad social, el futbol también se divide en los clubes que tienen recursos para contratar a grandes estrellas y los que tienen que hacer lo mejor con lo que tienen. Normalmente, los del primer grupo son los que levantan copas, están constantemente en torneos internacionales o se llevan las ligas; los segundos, luchan por no descender, venden sus mejores jugadores para sanear sus finanzas y si les va bien, pueden jugar un partido aceptable con aquellos que ocupan los primeros lugares. Sin embargo, en los últimos años los conjuntos que en el papel se encuentran en inferioridad han podido equilibrar la balanza mediante el uso de diferentes estrategias tácticas y los resultados están a la vista.

Ahora bien, en entregas pasadas hablamos de cómo la globalización y el marketing habían abierto las puertas a jugadores de diferentes nacionalidades, subiendo el nivel de juego tanto de las selecciones como de los clubes. Pero, éste intercambio también ha influido en la expansión y adopción de diferentes parados tácticos que han podido equiparar y contrarrestar la inferioridad económica. A nivel internacional, tenemos dos casos que muestran esto. Por un lado, fuimos testigos de cómo, bajo el mando de Fernando Santos, Portugal se pudo coronar por primera vez Campeón de la Eurocopa con un estilo de juego que priorizaba el orden defensivo. Los lusitanos sacrificaron el espectáculo y destinaron sus esfuerzos a la recuperación del balón con rápidos desplazamientos a la ofensiva, buscando los espacios del rival y las individualidades. Es decir, cedieron el control de la pelota, su dominio y apostaron por tener unas cuantas oportunidades de gol en contragolpe, pero siempre manteniendo el orden atrás. Bajo el mismo estilo, ya a nivel de clubes, podemos destacar al Atlético de Madrid, que, aunque los colchoneros siempre habían luchado por estar en los primeros puestos fue hasta la llegada de Simeone que el equipo se consolidó como un serio candidato a llevarse la Champions y el torneo local. El “Cholo”, ha conformado un grupo de guerreros que no paran de correr o recuperar balones, esta intensidad de los rojiblancos ha puesto en peligro el dominio de los dos grandes, Barcelona y Real Madrid. Por eso, nadie quiere ir hoy al Calderón y aguantar la presión desesperante que realiza el Atlético casi los noventa minutos y que impide desarrollar el juego de sus rivales.

Un ejemplo más terrenal, y guardando las proporciones, podemos hablar de lo que han hecho Ricardo La Volpe y Paco Jémez, en sus respectivos clubes este torneo. Por un lado, el estratega argentino ha adecuado su estilo de juego con la plantilla que dispone. No renuncia a jugar desde atrás, pero ha formado línea de cinco con hasta tres contenciones cuando el joven Álvarez deja su posición y ayuda en tareas de recuperación. En contraste, está el español Jémez, que ha apostado por el mano a mano a la defensiva y por adelantar líneas desordenadamente. La Volpe, con un plantel diezmado está en zona de calificación; Jémez, con una plantilla completa ya casi está fuera de la Liguilla y fue eliminado de Copa. ¿Por qué tanta necedad de los entrenadores? ¿Triunfos o estrategia?

ALGO MÁS. Nos hemos enterado que es falso que el “Pikolín” Palacios se vaya a retirar a fin de temporada. Sería decente que el Presidente de Pumas, quien afirmó eso, dé la cara y aclare la verdadera situación del portero de Pumas.

pedropnealoza@yahoo.com

Twitter: @pedro_penaloz