imagotipo

ESTO y Algo Más

  • Pedro Peñaloza

  • MUNDIAL DE 2026: RACISMO SIMULADO

“Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de burla”.

Demócrito
¿CUÁNTO tiempo más aguantará México como patio trasero de los Estados Unidos? Esta pregunta viene a colación debido a que hace un par de días, las naciones que conforman América del Norte anunciaron una candidatura conjunta para organizar el Mundial de futbol en 2026. Sin embargo, la disparidad en el número de encuentros inmediatamente alertó que el país de las hamburguesas simplemente utilizaba a sus vecinos para legitimar políticamente la organización de la Copa, claro que pudo ir sólo en el concurso mundialista, su infraestructura y recursos se lo permiten, pero sabían que luciría mejor en el papel la postulación tripartita.

En este primer anuncio, México únicamente aparece con diez partidos, al igual que Canadá, en el calendario.La mayoría serían de fase de grupos, la inauguración, cuartos, semifinales y la final se jugaría en territorio gringo. Es decir, nuestra nación tendría que hacer una inversión millonaria para tener en sus estadios partidos intrascendentes, eso sin contar que el Azteca, escenario histórico testigo de dos finales de Copa del Mundo, no pesaría mucho en la elección de sedes.

Por lo tanto, la Federación Mexicana de Futbol se está prestando a una mentira, no es una candidatura conjunta, es un circo de tres pistas que permitirá a los EU embolsarse un suculento botín, realizar un segundo mundial y limpiarse la imagen de país xenófobo antiislámico, y todo con ayuda de la FMF y los canadienses. Montagliani y Decio de María al servicio de un régimen que promueve la segregación y el odio. ¡Patético!

Ahora bien, discutamos del tema más importante en esta candidatura conjunta y que no se tocó en la conferencia de prensa, a saber: Donald Trump y su racismo.

La llegada del millonario neoyorquino a la Casa Blanca significó la deportación masiva de migrantes indocumentados en territorio estadounidense, siendo la mayoría mexicanos; asimismo, representa la fractura de miles de familias, de madres, padres, tíos, hijos, abuelos, que son separados en redadas policiales, cazados como animales en sus hogares o lugares de trabajo; todo esto, gracias a un discurso hostil del nuevo presidente republicano que ha provocado que nuestros paisanos, junto con nuestros hermanos centroamericanos, sufran discriminación y un ambiente de crispación, sin olvidar a la comunidad musulmana golpeada un día sí u otro también por los decretos presidenciales prohibiéndoles la entrada al vecino país.

Bajo este contexto, con un muro de por medio, de prejuicios y concreto, ¿podemos festejar por un Mundial en conjunto con una nación que en estos momentos representa todo lo contrario a los valores fraternos y deportivos? La respuesta es no.

Ningún dinero lo vale Decio. Y por cierto, el deporte va de la mano con la política, quien niegue esto estará olvidando gran parte de la historia del balompié, donde líderes, presidentes, dictadores, etc. Ocupan dichos eventos para legitimar gobiernos, sino volteen a ver a Rusia y el régimen autoritario de Vladímir Putin con el Mundial en 2018.

Algo más. La Juventus consiguió el triunfo sobre el Barcelona, aprovechando sus pocas oportunidades de gol y copando todos los espacios a la defensiva, principalmente el lado izquierdo donde juega Neymar Jr. y concentra la mayor parte de su ataque.

Sin embargo, la clave del duelo fue que el conjunto de Turín pudo parar a Messi gracias a una marca férrea, la cual consistió en detener al astro argentino mediante faltas. Todo el partido Lio fue cocido a patadas por los locales, sacándolo de quicio y desconcertándolo. El árbitro se olvidó de proteger al diez blaugrana y los italianos lo aprovecharon.

Correo: pedropenaloza@yahoo.com

Twitter: @pedro_penaloz