imagotipo

ESTO… y algo más

  • Pedro Peñaloza

“Te digo lo que la libertad es para mí: no tener miedo”

Nina Simone
La Federación es una fuente constante de escándalos y malos manejos, tanto administrativos como deportivos. Después del fracaso de la Selección en Copa Oro ante la poderosísima Jamaica, se suman ahora supuestos tratos discriminatorios contra las jugadoras de la Liga femenil. Por su parte, los hombres de pantalón largo salieron a desmentirlo de inmediato. Pero, si existen malos manejos en contratos y acuerdos entre dueños que rayan la ilegalidad en la competencia varonil, con qué cara la FMF puede afirmar que estos tratos no se reproduzcan con el naciente torneo. Sería ingenuo pensar que los mismos personajes que tienen tomado al futbol mexicano formen una competencia libre de corruptelas.

Para empezar, si en verdad quieren ser una organización que promueva la equidad deberían empezar por casa y poner el ejemplo ¿Cuántas dueñas, presidentas, federativos, directoras deportivas tiene como afiliadas o pertenecen a la federación? En las decisiones no hay ninguna mujer al frente, es decir, quieren crear una liga femenil pero no toman en cuenta su opinión. Resumiendo, la cúpula del balompié en nuestro país está conformada únicamente por hombres, por lo tanto, ¿qué les podrá interesar el desarrollo del futbol femenino?

Ahora bien, un reflejo de la mentalidad que tienen los federativos y su supuesta apertura, se ve reflejada en su defensa ante el TAS del grito discriminatorio que se escucha normalmente en las tribunas cuando despeja un portero visitante, principalmente cuando juega la selección en el Azteca, y que le ha generado continuos castigos por parte de FIFA. Sin embargo, para Decio, Cantú y compañía ese grito es parte del folklore mexicano, es más, llegan a decir que “tiene algunas (connotaciones) positivas” y lo han defendido con uñas y dientes, en lugar de invertir y crear una verdadera concientización prefieren defender lo indefendible.

Por otra parte, se asumen como paladines de la pluralidad y se dan baños de humildad al afirmar que: “el surgimiento de la LIGA MX Femenil obedece a la necesidad de reconocer el valor de las mujeres en nuestra sociedad y su gran aportación en el deporte”. Mas, no mencionan nada de la desigualdad en los salarios, donde llegaron a establecer un tope salarial a la baja, ya que los clubes no están dispuestos a desembolsar grandes cantidades. Asimismo, se mencionan diferentes clausulas discriminatorias, la Federación lo niega, pero en nuestro futbol no es raro la amenaza de directivos a jugadores y cuerpo técnico para permanecer callados o, ahora, calladas. Recordemos que el famoso Pacto de Caballeros se aplica a raja tabla y es un simple un acuerdo verbal entre dueños, sin documentos que lo prueben.

En fin, arranca el torneo femenil bajo las mismas irregularidades que permean nuestro futbol. Aunque, sin patrocinadores ni transmisiones televisivas, con un solo conjunto por club y sin partidos programados en los estadios. Hace un par de semanas se publicó un reportaje en “The New York Times”, el cual muestra la discriminación que vivieron Bianca Sierra y Stephany Mayor en la selección por formar una relación y que las obligó a migrar a otro país para poder vivir libremente y sin esconderse. ¿Por qué debemos creer que ahora la Federación y los directivos actuaran de diferente forma?

Algo Más. Sorprende que “Chicharito” se indigne, se avergüence y se enfurezca por el recibimiento a Osorio en el Aeropuerto y que no se enoje con la misma magnitud de la corrupción, la pobreza, la violencia, los desaparecidos y asesinados en nuestro país. Pura superficialidad.
pedropenaloza@yahoo.com

Twitter: @pedro_penaloz