imagotipo

EU revisará incluso más uso de medios sociales entre buscadores de visa y asilo / Ron Nixon

WASHINGTON, EU.- El Departamento de Seguridad Nacional, a instancias del Congreso estadunidense, está construyendo herramientas para estudiar más decisivamente las cuentas en medios sociales de todos los aspirantes a visa y aquellos que busquen asilo o estatus de refugiado en Estados Unidos, en busca de posibles vínculos con organizaciones terroristas.

Publicaciones en Twitter, Facebook y otros medios sociales pueden revelar un caudal de información que puede usarse para identificar a terroristas en potencia, pero los expertos dicen que el Departamento está ante una diversidad de barreras técnicas, logísticas y del lenguaje al intentar analizar los millones de registros generados cada día.

Después del tiroteo masivo de diciembre en San Bernardino, California, “vimos que nuestros esfuerzos no son tan robustos como necesitan serlo”, dijo el subsecretario de Inteligencia y Análisis, Francis X. Taylor, el máximo oficial de Contraterrorismo en el Departamento de Seguridad Nacional de EU, expresó en una audiencia del Congreso.

Funcionarios de la industria de viajes y activistas de los derechos de inmigración dicen que la nueva política conlleva el peligro de hacer sujeto de escrutinio inmerecido a alguien que publique críticas legítimas a la política exterior de EU o que tenga amigos o seguidores que expresen simpatía hacia terroristas.

Sus inquietudes ponen de relieve el creciente desafío para dependencias encargadas de hacer valer la ley que intentan mantenerse al paso de la velocidad y magnitud de la tecnología, conforme los terroristas recurren a medios sociales como una herramienta esencial.

“No hemos visto la política pero es una inquietud, considerando que el proceso de por sí largo y opaco por el que tienen que pasar los refugiados”, dijo Melanie de HIAS, grupo que ayuda a restablecer refugiados en Estados Unidos. “Esto podría mantener afuera a personas que no constituyen una amenaza”. Varias organizaciones de comercio en la industria de viajes informaron de inquietudes similares.

Los atacantes en San Bernardino, Tashfin Malik y su marido, Syed Rizwan Faruk, habían intercambiado mensajes privados en línea para discutir su compromiso con la yihad y el martirio, informaron oficiales de la ley. Sin embargo, ellos no publicaron un solo mensaje público sobre sus planes en Facebook u otras plataformas de medios sociales, informaron oficiales.

Desde el tiroteo, oficiales de combate al terrorismo y legisladores se han ido inquietando cada vez más con respecto al uso que dan grupos terroristas a los medios sociales, como Estado Islámico.

En el Congreso, se ha introducido varias iniciativas de ley, incluyendo una del senador republicano de Arizona, John McCain, que requerirían una revisión por parte del Departamento de Seguridad Nacional del uso que refugiados le dan a medios sociales y de aquellos que visitan o emigran hacia Estados Unidos.

La iniciativa de McCain, a la par de una medida similar introducida por el representante Vern Buchanan, republicano por Florida, requeriría que este Departamento estudie todos los registros públicos, incluyendo “Sitios de internet y perfiles en medios sociales”, para determinar si un aspirante sería un riesgo de seguridad.

“Esta legislación agrega una capa importante y necesaria de supervisión que logrará mucho para aprobar de manera apropiada las actividades en línea de quienes deseen entrar a Estados Unidos”, dijo el representante republicano de Texas, Michael McCaul, quien preside el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja. “Una sencilla revisión de cuentas de medios sociales de viajeros extranjeros y aspirantes a visa contribuirá a garantizar que aquellos que hayan participado en, jurado lealtad a o se hayan comunicado con organizaciones terroristas no puedan entrar a Estados Unidos.”

El Congreso estadunidense aún no actúa sobre la legislación, pero los demócratas también se han pronunciado por mayor supervisión de cuentas de medios sociales. En diciembre, 22 legisladores demócratas enviaron una carta al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, exhortándolo a que haga que la dependencia empiece a revisar de inmediato las cuentas en medios sociales de quienes solicitaron visas.

“Nosotros creemos que estas revisiones, concentradas en posibles conexiones con actividad terrorista, deberían ser incorporadas al proceso de aprobación del DSN para determinaciones sobre visas, y que esta política debería ser aplicada tan pronto como sea posible”, dice la carta.

Este Departamento dijo que había desarrollado una lista de casi tres docenas de situaciones en las que los medios sociales pueden ser estudiados para filtrar a aspirantes, pero que no estudia de manera consistente las cuentas en busca de señales de apoyo o participación en organizaciones terroristas.

El año pasado, este Departamento creó una fuerza de tarea para estudiar el tema y para efectuar recomendaciones a Johnson con respecto a formas de incorporar el filtro de cuentas en medios sociales al proceso de aprobación. Se prevé que llegue pronto una nueva política de medios sociales, aunque oficiales de la dependencia no ofrecieron una programación.

El Departamento dice que tiene cuatro proyectos piloto para estudiar el uso de medios sociales entre aspirantes a prestaciones de inmigración. Uno de los proyectos, que empezó en diciembre y se extiende hasta junio, revisa las cuentas en medios sociales de aspirantes a la mal llamada “visa de novia”, programa bajo el cual entró Malik a Estados Unidos.

El Servicio de ciudadanía e inmigración de Estados Unidos, que forma parte del Departamento de Seguridad Nacional, usa medios sociales como parte del proceso de revisión para refugiados sirios, pero solo cuando la persona es detenida debido a una coincidencia en una base de datos de inteligencia o cuando surgen cuestionamientos durante una entrevista con oficiales de inmigración.

Esta dependencia no tiene facultades para llegar a cada comunicación privada que se haya enviado a través de mensajería directa.

“Todo lo que tenemos es la capacidad de tener acceso a las declaraciones de vista pública que hacen los individuos”, explicó el director de la dependencia, León Rodríguez, en la audiencia congresual celebrada el 3 de febrero. “Nosotros no tenemos forma de acceder a comunicaciones privadas.”

Rodríguez dijo que si bien algunas plataformas de medios sociales como Facebook y Twitter son escaneadas con software, la mayoría de las revisiones se hacían manualmente por analistas de la dependencia.

“Progresa lentamente y, a corto plazo, es solo para sirios”, dijo.

En el futuro, el Departamento de Seguridad Nacional espera encontrar una forma de automatizar totalmente una revisión cabal de una descomunal cantidad de mensaje y otros datos, dijo. Informó que traería expertos del socialista de tecnología al final del mes para hablar sobre las herramientas disponibles para búsquedas en medios sociales.

La dependencia dijo que también tendría que contratar y capacitar a gente adicional, incluyendo más lingüistas, para filtrar las cuentas.

Los expertos dicen que sería sumamente difícil analizar las cuentas en medios sociales de decenas de millones de personas que entran al país cada año para trabajar, ir de visita y vivir.

Los usuarios pudieran tener múltiples cuentas en diferentes plataformas, las cuentas pueden estar en idiomas diferentes y mucha gente usa pseudónimos.

John Elder, experto en prospección de datos con base en Charlottesville, Virginia, quien ha trabajado con Hacienda y el Servicio Postal en detección de fraude, dijo que era posible construir modelos para revisar miles de publicaciones en medios sociales en busca de información que pudiera contribuir a la identificación de terroristas en potencia.

“Sin embargo, esperemos que la gente no tenga la expectativa de que esto será un oráculo infalible”, dijo. “Esto nos ayudará a precisar cosas que se necesita revisar más a fondo, pero no está exento de errores.”

David Heyman, un exsubsecretario de Seguridad Nacional en el área estratégica, coincide: “Tienes que andar con cuidado con respecto al diseño de la propuesta para filtrar personas”, destacó. “La inteligencia artificial y los algoritmos tienen escasa habilidad para discernir el sarcasmo o la parodia.”