imagotipo

Evidencias olímpicas

  • Leer la clave del poder: Andrea Balanzario Gutiérrez

¿Se necesita otra prueba más evidente, contundente y vergonzosa para demostrar la ineficiencia de los administradores de mi país? Transcribo una nota del 2 de agosto formulada por analistas económicos (¿?), sobre su predicción del medallero mexicano en Río 2016: “El himno de México se escuchará en dos ocasiones durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. Al menos así lo predice el banco de inversión Goldman Sachs, que pronostica que los atletas mexicanos conquistarán ocho medallas durante la justa olímpica, entre ellas dos preseas de oro. En caso de que los atletas mexicanos consigan las dos medallas doradas durante las competencias de Río 2016 se superará la marca alcanzada en Londres 2012, cuando la delegación mexicana regresó al país con siete medallas, solo una de oro, la cual se ganó en el futbol masculino. La delegación de México que competirá en Río 2016 está conformada por 126 atletas,
quienes participarán en 26 disciplinas. Los deportistas que encabezan al equipo mexicano son los clavadistas Paola Espinosa, Rommel Pacheco, Iván García y Germán Sánchez; los taekwondoines Carlos Navarro y María Espinoza, así como la arquera Aída Román”.

Además del acoso cibernético de la gimnasta Alexa Moreno por tener el fenotipo mexicano: bajita y de extremidades —según las y los criticones— ¿cortas? El país entero sufre crisis de confianza, respeto y autoestima. Qué fácil es criticar —de lejos, claro— directo a la yugular de una persona dedicada a su disciplina deportiva. Es urgente replantear el Gobierno, la educación, las responsabilidades de madres, padres, tutores, profesoras y profesores para volver al México destacado en caminata, boxeo, Tae Kwon Do, natación y ¿por qué no? Gimnasia: estoy contigo Alexa Moreno, muchas gracias por tu esfuerzo.