imagotipo

Experiencias adictivas: ¿cuál es la tuya?

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

Una adicción solo puede ser percibida por el otro, por sí mismo tan solo un estilo de vida más. (N. Luna)

Los líderes del mundo y sus estrategias de conservar una armonía entre los hombres de buena y mala voluntad, han tenido consecuencias. Entre ellas, la creación de un mundo de adicciones con y sin sustancias. El cual se perfila como un escenario que nace de manera individual y se conserva de manera grupal. La vulnerabilidad para desarrollar adicción se basa en una combinación de factores que incluye factores ambientales, estresores y genéticos. De acuerdo con expertos en conducta todo ser humano es propenso a desarrollar índices de adicción. Los especialistas proyectan estos índices en dos variables, los que no interfieren en el desarrollo diario del individuo y las que progresan por diferentes causas y se convierten en abuso, deteriorando la vida de algunos seres humanos. Una conducta adictiva con sustancia, cause, abuso o no, se asocia a los efectos de la droga y una conducta adictiva sin droga, es una dependencia que puede nacer por vacío, vulnerabilidad o necesidad, hacia una persona, objeto escenario, actitud o aptitud que cause placer. Psicólogos afirman que es momento de trasmitir a las familias y sociedades, que el hombre debe comprometerse así mismo, para obtener nuevo conocimiento y evitar el aumento de conductas adictivas. El legado de conductas sanas a los jóvenes peligra. Esta el caso de los adictos a WhatsApp, la madrugada es su aliado, el móvil es su inseparable compañero. El sujeto tiene una pérdida de control sobre la conducta. Otras dependencias son: nintendo, juegos electrónicos, ordenadores, televisor, Internet, deporte, trabajo, ahorros(compras por lo más barato), gasto(compras compulsivas), juegos de azar, adictos al sexo y otras conductas en riesgo, que navegan en el diario vivir. Una conducta adictiva muy aceptada en las sociedades, es el televisor con su control de canales, quien la padecen, llega a convencer a los demás que Él, tiene derecho al uso del control por que viene cansado y además Él, no ha estado en su casa y mínimo los demás deberían otorgarle el respeto de su televisor. Estas acciones incrementan el estrés reforzando la adicción. Para más información momis_lun@hotmail.com expertos en conducta adictiva con y sin sustancia. Libro sugerido Naked Lunch –
William Burroughs (1959)