imagotipo

Felicidad

  • Palabra: Terry Guindi

En castellano ser y estar son distintos a diferencia del inglés, donde el verbo
to be es usado para ambas cosas, como las famosas palabras de Shakespeare, “To be or not to be, that is the question…”.

Tendemos a sobre calificar y a exagerar en palabras e ideas, a magnificar circunstancias; así las palabras y su excesivo uso parecen significar poco. Comúnmente decimos “estoy feliz” en vez de “estoy contento” o “a gusto”. La felicidad es un concepto del “ser” a diferencia del “estar”, grandes maestros de la filosofía lo han estudiado y pensado, Heidegger, entre ellos. En ocasiones estamos a disgusto o preocupados sin que esto tenga que ver con el estado de felicidad. Con la felicidad nacemos y hacemos poco caso de esta fortuna, enfocándonos en las características instantáneas del “estar”, en su temporalidad, como si la vida fuese una sucesión de fotografías, sin movimiento.

Durante mis cursos y mis conferencias cientos de personas me dicen quiero ser feliz. Bien… ¿qué es para ti la felicidad? Tener dinero, poseer cosas materiales… ¿una pareja?

Atrévete a cuestionarte esto de manera más profunda, como ley de vida aprende que tu percepción es tu realidad y tu realidad es tu percepción.

Hay una fuerza en el Universo que es completamente confiable, de la cual dependemos, que surge y se manifiesta desde un espíritu de amor, cooperación, belleza y que se expande.

La felicidad se crea desde nuestro interior.

Para ser feliz es necesario entender dónde te sientes pleno y completo. Es preciso dejar de culpar a las personas y a las  circunstancias para sentir profundamente esto. Comienza hoy por hacerte responsable de tus pensamientos, tus actos y tus decisiones, sentirás que todo aquello que integras a tu vida, como elección personal, te engrandece, te da poder y contribuye a su manifestación.

Si tuvieses presente en todo momento que somos responsables por todo aquello que atraemos a nuestra vida desaparecería lo negativo que comúnmente está presente.

Queremos ser felices y estar alegres, a veces nos ocurre lo contrario, la razón de ello es que estamos lejos de nuestro alineamiento creativo y vibratorio.

Podemos transformar las vibraciones manifiestas en nuestros pensamientos en otras de mayor armonía con nuestros deseos, así se dan los pasos para la felicidad.

Felicidad, sentimiento muy por encima de la tristeza, el enojo y la rabia que son solo pasajes temporales, para lograrla y tenerla, más bien redescubrirla, el camino es la paz interior.

Modifica tus pensamientos de forma que te permitan estar en armonía y en vez de decir estoy triste… deprimido, repite constantemente, me siento bien y dejaré que mi conexión natural con el bienestar se haga efectiva ahora mismo.

Bien–estar… al dividirlo entiendes perfectamente que significa estar bien. Usamos la palabra de forma coloquial, sin profundizar.

Atreverse a ser feliz requiere de una gran valentía, hoy te invito para que entres a tu ser interno y te cuestiones si tu felicidad depende de alguna circunstancia o persona, o si por fin has encontrado el gran secreto de que ella nunca ha dejado de estar en ti.

Comparte tu percepción de la felicidad en el círculo energético que te rodea. Cuestiónate sí hoy le darás esa facultad a otro, o asumes la gran responsabilidad de que ser feliz, solo depende de ti.
Te deseo un fantástico viaje, recuerda observar tu palabra que es mágica #piensaantesdehablar

Visita mi página www.realizate.com

Somos felices y estamos contentos de compartir tu experiencia, lo que sin duda nos enriquece.
@TerryGuindi