imagotipo

¿Fin al despilfarro?… / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Hoy será promulgada –salvo cambio de última hora- la Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios cuyo fin es poner en orden las cuentas públicas de mandatarios y munícipes, quienes solicitan créditos para cubrir nóminas, pagar proveedores y dejar inconclusas las obras.

¿Es el fin del dispendio? Es posible pero no seguro. Se coloca un candado que presuntamente tiene siete llaves para evitar que los gobernadores y alcaldes se vayan sin pagar lo que deben. La Ley establece que quienes terminen sus gestiones este año –porque la Ley entrará en vigor de inmediato- deberán cubrir los créditos de corto plazo que hayan contratado. La aplicación ipso facto del ordenamiento tomará a los mandatarios y presidentes municipales con los dedos entre la puerta. ¿Cómo pagar lo que pedimos prestado si lo hicimos para cubrir otros hoyos? Esa pregunta parece no tener respuesta.

Porque para los gobernadores y los alcaldes lo más fácil es garantizar los créditos con las participaciones fiscales o bursatilizando los ingresos por tenencia de automóviles. No son pocos los ejemplos de cómo mandatarios que están por terminar su sexenio inventan obras por realizar o necesidad de cubrir sus adeudos con proveedores, para enviar a sus congresos locales la petición de endeudamiento. Y tampoco son pocos los legisladores locales que aprueban la solicitud mediante el conocido “moche”.

¿Qué harán ahora? Porque los tres meses comienzan a correr a partir del 5 de junio. ¿Se podrá pedir prestado para pagar lo que se debe? ¡NO!, dice la Ley.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

jesusmichel11@hotmail.com