imagotipo

Formación continua a docentes / Crispin Bello

  • Crispín Bello

Por fin el responsable de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, anunció que la institución a su cargo cumplirá el mandato legal de capacitar a más de un millón de docentes del nivel básico mediante un programa denominado “Formación Continua de Profesores de Educación Básica y Media Superior”. Ante las amenazas vertidas contra tres mil 360 docentes de despedirlos sin derecho a liquidación , escuchar sobre un programa de capacitación y formación continua sorprende, porque además, ofrece que será bajo la tutela de reconocidas universidades públicas y privadas, implementando modelos presenciales y a distancia, de acuerdo a las necesidades de los docentes, incluso en donde no exista tecnología, los materiales de estudio serán impresos, suena atractivo, y lo mejor, iniciará de inmediato a partir del 14 de marzo, ofreciendo en estos cursos, diplomados y posgrados a través del portal del Servicio Profesional Docente. De la amenaza y las sanciones pasaron a una buena noticia, porque si bien el 15.3 por ciento de docentes requiere capacitación, por los resultados insatisfactorios de la pasada evaluación, los programas de formación no serán exclusivos para estos docentes, serán para todos. Con esto la SEP cumple la obligación constitucional de ofrecer capacitación a sus trabajadores. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ya ofrecía esta capacitación, sin embargo, celebra que hoy la patronal cumpla con sus agremiados, así mismo el SNTE ha reiterado su apoyo a la Reforma Educativa para elevar la calidad de la educación, no para el despido masivo y sin precedentes de sus agremiados, ante lo cual, mediante desplegado, ofrece revisar y negociar con la patronal cada caso de los tres mil 360 docentes despedidos, qué causa originó el no realizar el examen y si existen causas legales se hagan valer, para así evitar los despidos. También, en la Cámara de Diputados se fija posición sobre el despido anunciado, es la presidenta de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos quien pide respeto a los derechos laborales de los maestros, manifestando con razón que ningún trabajador de este país puede ser despedido sin una liquidación justa, puesto que ningún trabajador puede estar por debajo de una ley general que pretenden aplicar, es decir la Ley General del Servicio Profesional Docente no puede estar por encima de la ley Federal del Trabajo, mucho menos del artículo 123° constitucional, así mismo expresó que serían las cámaras quienes deberán corregir este error, no puede la SEP desconocer los derechos creados por la antigüedad y las funciones de los maestros por no haber realizado un examen, en todo caso, esto obliga a revisar el derecho laboral de todos los trabajadores del Estado, no puede ser exclusiva para maestros en su perjuicio. Entendemos que la evaluación es necesaria, pero no para despedir al docente, debe ser para mejorar los servicios educativos, queda claro, el 85% de los docentes son idóneos en sus funciones, el problema de la educación por tanto no son los maestros. Esperemos la clase laboral reaccione a estas medidas y no permita tales aberraciones que en un futuro podrían aplicarse a todos.