imagotipo

Fortalecer la integración de América del Norte

  • Marco Bernal

Marco A. Bernal

América del Norte es una de las tres regiones más grandes del mundo, está formada por Canadá, Estados Unidos. y México. Tiene más de 20 años que los tres países han trabajado en conjunto, como una región unificada para mejorar la vinculación y desarrollo económico, social y político, y así generar beneficios directos a la población, calculada en 444.1 millones de personas, de las cuales 33.3 millones viven en Canadá, 304.1 en Estados Unidos y 106.7 en México.

La relación entre los tres países que integran la región ha beneficiado a los mismos de diferentes maneras. Respecto a México, los tratados y acuerdos establecidos han fomentado la diversificación comercial, pasando de exportar principalmente petróleo hacia una mayor variedad de productos y servicios, lo que ha posicionado al país como uno de los mayores exportadores en el mundo. Sin embargo, aún existen grandes retos en la región y cada una de las naciones que la integran, lo que resalta la importancia de continuar el trabajo en conjunto.

El día de ayer, en Ottawa, Canadá, se realizó la Octava Cumbre de América del Norte, realizada cada año con los presidentes de los tres países. En dicha Cumbre se difunden los logros de la región, se discuten los nuevos retos a superar y se establecen las metas a lograr. En esta ocasión se establecieron los lineamientos para realizar acuerdos de cooperación y se reafirmó el compromiso para hacer de América del Norte una región competitiva e integrada.

Los lineamientos establecidos tienen su base en cuatro temas pilares: cambio climático, energías limpias y medio ambiente; competitividad comercial y fronteriza; seguridad y defensa; y cooperación en asuntos regionales y globales. Estos temas se han presentado como problemas públicos y están presentes en la tres agendas de Gobierno. Por esto, es que resulta necesario establecer metas claras y diseñar los acuerdos idóneos para potencializar el beneficio a toda la población.

Para México, estos temas pilares representan grandes retos en los que ya se realizan esfuerzos; un ejemplo es la promoción de energía limpia a través de la Ley de Transición Energética de México y el Plan de Energía Limpia impulsados en el Congreso de la Unión. El tema de competitividad comercial abre la oportunidad a México para aumentar y diversificar sus exportaciones con los socios comerciales del bloque, lo que ayudará al país para generar una nueva economía no basada en hidrocarburos y encontrar nuevos nichos de mercado internacional.

En los últimos días se han presentado serias fluctuaciones en el mercado bursátil, lo que ha generado incertidumbre en las relaciones comerciales internacionales, resultado de la presente situación de la Unión Europea. Es en este tipo de coyunturas en las que los acuerdos toman relevancia, pues es a partir de estos que las naciones podrán asegurar el futuro de sus economías y asegurar mayor diversidad en su producción de exportación.