imagotipo

Fox: en el blanco | Punto de vista | Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Hasta antes de sus declaraciones sobre las amenazas de Trump de construir el muro en la frontera de Estados Unidos con México, nunca imaginé escribir de Vicente Fox para reconocerle que tiene razón. Es el primer expresidente y antes que los políticos en activo, de aquellos que tienen peso específico, no los derrotados por ser pusilánimes, que llama al aspirante a la Casa Blanca lo que en realidad es: un falso profeta.

Porque después de los ataques lanzados, el Gobierno federal en su conjunto, dejó que siguiera por la libre y que nos dijera hasta de qué nos vamos a morir si llega a ser presidente de EU. Sabiendo cómo es Fox, cómo fue como primer presidente de la alternancia, uno supondría que no tiene nada qué decir y que en efecto, es el “alto vacío”. No es así, aunque haya quienes lo tachen de “payaso”, “oportunista”, “ignorante”. Todas y cada una de sus palabras tuvieron una virtud: dieron en el blanco y ello, irritó al que dice que de llegar a Washington relajará las reglas que impiden demandar a los periodistas y a los medios.

¿Dónde están los defensores de la soberanía, de los migrantes, de las familias abandonadas? Los que están al frente de las comisiones de Derechos Humanos, lo mismo en el Senado que en San Lázaro; o los que encabezan los organismos autónomos, no han dicho esta boca es mía. Nadie se atrevió antes del dicharachero guanajuatense, impulsor de la legalización de la marihuana “porque es un buen negocio”.

El falso profeta, tiene un antecesor: Andrés Manuel López. Ni hablar: reconozco que las palabras de Fox dieron en el blanco.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

/arm