imagotipo

Ganó la paridad horizontal / Adriana Favela

  • Adriana Favela

La paridad de género se incorporó con la reforma de 2014, al prever en el artículo 41 constitucional que la paridad debe garantizarse en las candidaturas de legisladores federales y locales. Afortunadamente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) interpretaron que la paridad también aplica para las candidaturas a los ayuntamientos que gobiernan los municipios.

Por tanto, los partidos políticos, las coaliciones y los independientes deben postular mujeres en la mitad de las candidaturas para conformar su planilla para cada ayuntamiento, que se integra con una Presidencia Municipal, una o varias Sindicaturas y regidurías, alternando las fórmulas entre los géneros, lo que se conoce como “paridad vertical”. Es decir, si se postula una fórmula de mujeres para la Presidencia Municipal, se debe registrar una fórmula de hombres para la Sindicatura, luego en la Primera Regiduría debe postularse una fórmula de mujeres y en la Segunda Regiduría una fórmula de hombres, y así sucesivamente hasta concluir con toda la planilla, y viceversa.

También existe la “paridad horizontal” que exige la postulación de mujeres como candidatas a las Presidencias Municipales en el 50% de los municipios de un estado, y que en el otro 50% se registren hombres para ese cargo. Esto es, si un estado tiene 40 municipios, en 20 (50%) las candidaturas a Presidencias Municipales deben ser para las mujeres y en los otros 20 municipios (50%) deben postularse hombres. Para favorecer el acceso de más mujeres a las Presidencias Municipales, pues históricamente han sido relegadas de ese cargo, y confinadas a fungir como regidoras y síndicas municipales.

Al exigirse la paridad horizontal en las elecciones de 2015, se propició que 137 mujeres  fueran electas como Presidentas Municipales y Delegadas del Distrito Federal; logrando un aumento de 6.17% de mujeres en esos cargos respecto de 2014.

Pero la paridad horizontal causa controversia. Destaca el caso de Zacatecas, pues al resolver la Acción de Inconstitucionalidad 36/2015 y sus acumuladas, la SCJN determinó que no existía la omisión denunciada, en el sentido de que la Ley Electoral de Zacatecas no garantiza la paridad de género horizontal para exigir que las mujeres encabecen el 50% de las candidaturas a Presidencias Municipales, ya que las Legislaturas locales tienen libertad para regular la paridad de género. Además, no aplica la paridad de género horizontal para el cargo de Presidencias Municipales porque se vota por una planilla de candidaturas para elegir a la totalidad del Ayuntamiento, que se conforma paritariamente, y no se vota en lo individual por cada una de las personas que integran la planilla. Criterio que la SCJN reiteró en la Acción de Inconstitucionalidad 45/2015 y sus acumuladas, relacionada con Tamaulipas.

Sin embargo, el Consejo General del Instituto Electoral de Zacatecas emitió el Acuerdo ACG-IEEZ-073/VI/2015 para exigir que los partidos y coaliciones cumplan con la paridad de género horizontal en las candidaturas para Presidencias Municipales, con base en la jurisprudencia 7/2015 de rubro “PARIDAD DE GÉNERO. DIMENSIONES DE SU CONTENIDO EN EL ORDEN MUNICIPAL”; acuerdo que confirmó el Tribunal de Justicia Electoral de Zacatecas y ratificó la Sala Superior del TEPJF, el 3 de febrero de 2016, al resolver el expediente SUP-JRC-14/2016, al estimar que la paridad horizontal que exige que el 50% de las candidaturas para las Presidencias Municipales de los ayuntamientos de un estado se encabecen por mujeres y el otro 50% por hombres, tiene sustento constitucional, convencional y jurisprudencial; y que el Estado Mexicano, los partidos políticos, las coaliciones y las autoridades electorales deben incentivar la participación real y efectiva de las mujeres, garantizando su postulación paritaria a las Presidencias Municipales, para elevar la posibilidad de que accedan a esos cargos y fortalecer la democracia.

La Sala Superior precisó que su jurisprudencia 7/2015, obliga a las autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales, federales y locales, a garantizar en la postulación de candidaturas municipales la paridad de género vertical y horizontal. Y consideró que su criterio no contradice el asumido por la SCJN en la acción de inconstitucionalidad de Zacatecas, porque en ese asunto no se planteó el alcance de la paridad horizontal, ni se analizó esa figura a la luz de las normas internacionales y el criterio de la Corte no se avaló por 8 ministros.

Así, triunfó la paridad horizontal en la postulación de candidaturas a Presidencias Municipales, al seguir vigente la jurisprudencia 7/2015.

Además de los 13 estados con elecciones en 2016, ya 5 prevén la paridad horizontal en su legislación: Baja California, Chihuahua, Hidalgo, Sinaloa y Veracruz. Por ello, más mujeres podrán ser electas como Presidentas Municipales.
*Consejera Electoral del Consejo General del INE