imagotipo

Gran encuentro para la Cooperación Sur-Sur / Qiu Xiaoqi, embajador de China en México

  • Qiu Xiaoqi | Embajador de China en México

La Segunda Cumbre del Foro de Cooperación China-África se inauguró el 4 de diciembre en la ciudad sudafricana de Johannesburgo. El Presidente chino Xi Jinping asistió a la cumbre y pronunció un discurso en el cual expuso de manera completa las políticas y visiones de China hacia sus relaciones con África, y anunció una serie de importantes medidas orientadas a fortalecer la cooperación entre ambas partes en los próximos años. El líder chino propuso elevar las relaciones sinoafricanas a la Asociación de Cooperación Estratégica Integral con miras a avanzar hacia una nueva era caracterizada por la cooperación de ganar-ganar y un desarrollo conjunto.

El Foro de Cooperación China-África es una importante plataforma de diálogo colectivo y cooperación práctica creada en el 2000 por iniciativa de China y los países amigos de África y cuenta ahora con 52 miembros que incluyen China, 50 naciones africanas que mantienen relaciones diplomáticas con el país asiático, y la Comisión de la Unión Africana. La Cumbre de Johannesburgo, realizada por primera vez en el continente africano, coincidió con el 15 aniversario de la creación de dicho Foro y fue una reunión de gran importancia que tuvo lugar en momentos en que la cooperación entre China y África entra en una nueva etapa de la historia, y ejercerá una influencia profunda y de largo alance en el futuro de la cooperación China-África.

China y África siempre han sido una comunidad de destino compartido. Ambas partes han anudado una profunda amistad debido a sus mismas experiencias históricas y trayectorias de lucha. A lo largo de años, las dos partes siempre se han adherido a la igualdad de trato, la amistad sincera, la cooperación mutuamente beneficiosa y el desarrollo común. La amistad de larga data entre China y África se ha vuelto más sólida dando muestras de vigor.

China y África enfrentan la misma tarea de desarrollo y necesitan convertir las ventajas de su amistad tradicional en una fuerza que promueva la unidad, la cooperación y el desarrollo conjunto entre ambas partes. En la cumbre, el Presidente Xi Jinping propuso reforzar y consolidar las cinco principales columnas vertebrales de la Asociación de la Cooperación Estratégica Integral China-África, a saber, la igualdad y la confianza mutua en lo político, la cooperación de ganar-ganar en lo económico, el aprendizaje mutuo en lo cultural, la ayuda mutua en el área de la seguridad, así como la unidad y la colaboración en los asuntos internacionales. El mandatario chino anunció los diez programas prioritarios de cooperación que se ejecutarán en los próximos tres años. China decidió ofrecer un apoyo financiero de hasta 60 mil millones de dólares, de los cuales, 5 mil millones serán ayudas gratuitas y créditos sin intereses y 35 mil millones corresponderán a  préstamos preferenciales y líneas de crédito para exportaciones de los países africanos. Además, habrá 5 mil millones adicionales para el Fondo de Desarrollo China-África e igual monto de 5 mil millones para los préstamos especiales en apoyo del desarrollo de las PyMEs africanas, y se creará el Fondo de Cooperación Industrial China-África con recursos iniciales de 10 mil millones de dólares. Es de esperar que los gobiernos y pueblos de China y África obtengan beneficios tangibles de la cooperación bilateral.

Durante muchos años, China se ha dedicado a defender y promover los derechos e intereses de los numerosos países en vías de desarrollo y a establecer unas nuevas relaciones internacionales cuyo núcleo será la cooperación de ganar-ganar. En enero de 2015, la Primera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC se celebró exitosamente en Beijing. Como resultado, las relaciones sino-latinoamericanas entraron en una nueva etapa en que la cooperación integral entre China y América Latina y el Caribe y los lazos bilaterales entre el país asiático y cada uno de los latinoamericanos y caribeños avanzan de manera coordinada. La celebración exitosa de la Cumbre de Johannesburgo ha mostrado una vez más la gran importancia que concede China al fortalecimiento de su unidad y cooperación con las naciones y regiones en desarrollo, cooperación que ha dado un ejemplo a seguir para la Cooperación Sur-Sur.