imagotipo

Hacia un nuevo dinamismo del campo mexicano y sus pequeños productores

  • Marco Bernal

  • Marco A. Bernal

El día de ayer, se inauguró el 78 Congreso Nacional Extraordinario de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Tepic, Nayarit. Este año, la reunión de productores del campo lleva como tema “La Revolución Productiva” que tiene como propósito sentar las bases para fomentar la participación de pequeños productores y competir en el mercado global. El fomento a los pequeños productores es un estrategia que ayudará al desarrollo del sector primario del país y con ello al crecimiento económico de México. ¿Y como ayudará la participación de los pequeños productores?

Son diversas la formas en que el desarrollo del sector primario contribuye al crecimiento económico, en general se pueden agrupar en cuatro canales: factorial, divisas, mercado y producción. En el caso del sector primario, la contribución factorial hace referencia a la producción liberada para el resto de los sectores productivos, es decir las materias primas que en las etapas iniciales de todo proceso de industrialización son básicas. Por otra parte, el sector primario es fuente de recursos financieros para otros sectores, a partir de las variaciones de los términos de intercambio entre bienes primarios e industriales.

El sector primario contribuye al crecimiento económico por medio de las divisas que aporta para financiar los requerimientos de importaciones, como es el caso de los bienes de capital. Es así como el sector contribuye a la economía al alcanzar saldos comerciales positivos, lo que se reflejaría positivamente al saldo comercial total, lo que aliviaría cualquier restricción al crecimiento por la vía de la balanza de pagos. Esta contribución no es trivial, pues la restricción al crecimiento de la balanza de pagos es un problema común en economías en desarrollo.

La contribución vía el mercado, es debido a que los trabajadores del sector primario constituyen el mercado natural, que inicialmente consume la producción del sector industrial. Así, una productividad creciente del sector primario genera los insumos mejorados que otros sectores proveen, generando encadenamientos productivos. El crecimiento en el sector primario constituye la base para el sector industrial y el manufacturero.

Por último, el sector primario provee de alimento a la población, y una economía, al lograr tener la capacidad para satisfacer la demanda de alimentos, es sin duda relevante, pues implica evitar la dependencia alimentaria, como las potenciales espirales inflacionarias con sus sabidas consecuencias negativas en otras variables económicas y en la restricción interna al crecimiento.

Es por las contribuciones del sector primario descritas anteriormente, que el fomento a la participación de la pequeños productores y su inmersión en el mercado global es una estrategia inteligente por parte del Gobierno de México y la CNC para darle el dinamismo que necesita el campo de México y con ello a la economía del país. En el 78 Congreso, se sientan las bases de la “La Revolución Productiva” y es importante continuar con el trabajo para que estas bases sean una realidad, al construir los que faciliten la ejecución de intervenciones gubernamentales que posicionen a los pequeños productores como actores principales en dinamismo del sector.