imagotipo

Harto ya de estar harto… | Gabriela Mora Guillén

  • Gabriela Mora

Lo cierto es que, sin restar la menor importancia al hecho de haber recapturado al narcotraficante más buscado de México, Joaquín Guzmán Loera –El Chapo y quien nunca debió haber salido del Penal de Alta Seguridad-, varios de nosotros ya estamos HARTOS de todo lo que ello ha generado… En unas cuantas horas se minimizó la depreciación del peso, la baja en el precio del petróleo y muchos temas más que igualmente merecen nuestra atención, pero que ante la atracción de reflectores que el capo Guzmán Loera ha decidido mantener sobre sí, se mantienen en lo oscurito…

Comenzamos por observar el nuevo túnel que el Chapo mandó a hacer para escapar, y efectivamente: casi se pela otra vez, pero después salió a la luz el tema de Kate y sus dimes y diretes con él, posteriormente la entrevista con el actor Sean Penn y la extradición… Lo cierto es que llevamos poco más de una semana con lo mismo y pus ya chole, no?

Sí, creo que hay que extraditarlo y urgente, aunque ello implique lo penoso del caso al reconocer la impotencia por parte del Gobierno que pese a todo ha demostrado un eficiente trabajo por parte de las Fuerzas Armadas… Falló en la seguridad del penal y la fuga del Chapo, pero ello puede aprovecharlo ahora para reconocer sus errores, dar a la luz explicaciones sobre ello y admitir sus debilidades… El éxito de la captura ya está, y si el se queda, se corre el riesgo de que en unos años, cuando el asunto haya perdido actualidad, podremos volver a despertar con la novedad de que se volvió a fugar o que lo liberaron en la madrugada –como ya pasó con Caro Quintero-. Merece estar en una cárcel temible, en circunstancias adversas y perversas, y evidentemente en México no la tenemos.

Guzmán Loera merece pagar sus crímenes a la altura de sus actos, en Estados Unidos: le dolería más y la justicia y acusación del crimen en aquel país es más seria y contundente que los argumentos mexicanos… No se vaya a caer todo por falta de pruebas…

Pero bueno… Pasando a otra cosa, vayamos al asunto de las fotomultas, recién implementadas en el Distrito Federal… Sabemos que hasta ahora son tres los estados que han intentado imponer la modalidad: San Luis Potosí, Guadalajara y ahora esta Ciudad de México.

Tanto en San Luis Potosí como en Guadalajara la medida fue un rotundo fracaso y en San Luis un candidato perredista ofreció en campaña terminar con dicho sistema de castigo, con lo que obtuvo el triunfo en las urnas y en efecto, se eliminó el sistema.

A partir del  pasado  15 de diciembre, entró en vigor el nuevo Reglamento de Tránsito para el Distrito Federal cuya innovación, mala redacción y múltiples errores respecto al contrato con Autotraffic han provocado un verdadero caos administrativo, además de la repulsión y enojo de la ciudadanía… “Ahora sí somos una ciudad de primera porque, con los límites de velocidad impuestos, en segunda es imposible manejar…”.

Quizá habría sido importante escuchar las voces de la  SSP, quienes aseguran que había armada una campaña de difusión sobre la aplicación del Reglamento, pero que “alguien en el Centro” los frenó…

Ahora, hasta la Policía del DF se vuelve loca, aunque sabrán aprovechar los múltiples motivos para multar, lo que dará lugar a muchos sobornos y actos de corrupción; de la ciudadanía, qué decir: como de costumbre, pagaremos los platos rotos o más bien aportaremos los recursos para futuros políticos de algunos… y la Asamblea Legislativa  ni sus luces…

Sabemos que la propuesta original, hecha en tribuna por la presidenta de la Comisión de Movilidad, la diputada Francis Pirín, contemplaba poner en marcha el Reglamento, pero que las multas a los infractores se comenzaran a cobrar hasta marzo, para que se difundiera bien; habría sido una buena oportunidad para que el jefe de Gobierno quedara como un gobernante comprensivo y amable con sus ciudadanos, pero lo desaprovechó y por lo pronto, ante la creciente inconformidad, la Secretaría de Seguridad Pública aceptó una tregua a medias con respecto a las multas que hasta el 15 de febrero serán condonadas, mientras sea solo una y no haya reincidencia… A quienes ya la habían pagado, se les devolverá el dinero… Habrá que verlo.

Por supuesto que rápidamente Morena ha aprovechado el caos mediante una campaña para derogar el nuevo Reglamento de Tránsito, ya se están juntando firmas ciudadanas. Muy probablemente no logren su objetivo, pero de que algo van a sacar, sin duda así será.

Sigamos pues estrenando este revolucionado e interesante 2016, con mucho ánimo y buena actitud, ¡eso es todo!

gamogui@hotmail.com

/arm