imagotipo

Olimpiónicos | Héctor Reyes

  • Héctor Reyes

A raíz de la experiencia inédita que han vivido los deportistas sin representación oficial a raíz de la suspensión temporal impuesta por la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA) a la Federación Mexicana de Natación por un adeudo de cinco millones de dólares, la opinión pública ha normado su criterio.

El campeón olímpico de taekwondo, Guillermo Pérez, en este sentido declaró que un deportista lo que más anhela es poner el nombre de México en lo más alto. Y quién mejor que el deportista michoacano, con la fortuna de ascender a la cima de la gloria olímpica, durante los Juegos de Beijing 2008.

“Preocupa y da tristeza ya que para uno que fue deportista sabe que es un sueño el poder representar a su país y ponerlo en lo más alto”, declaró el medallista olímpico que forma parte de la Comisión de Atletas de la Organización Deportiva Panamericana.

La medalla de oro del clavadista Rommel Pacheco en la Copa del Mundo de Rio de Janeiro, con la bandera e himno de la FINA, marcó un hecho sin precedente dentro del deporte mexicano y una advertencia de lo que podría ocurrir dentro de cinco meses en los próximos Juegos Olímpicos. Eso, si la FINA autoriza la participación de México.

“Es algo que nunca había ocurrido, da preocupación, da tristeza, ya que se acercan los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y no nos gustaría que así como sucedió en esta competencia, cualquier otro atleta o el mismo Rommel, se vuelva a repetir esta situación que es triste para el país y que es triste para el deportista, que entrega su vida para poder representar a la nación y no pueda ver la bandera en lo más alto y no pueda entonar el himno nacional”, señaló el campeón olímpico.

El también integrante de la Comisión Ejecutiva del Comité Olímpico Mexicano, expuso que lo más conveniente es subsanar las diferencias que se tienen con la FINA y ofrecer las mejores condiciones a los deportistas que asistirán a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, Memo, como se le conoce en el ambiente del taekwondo, vio cristalizada toda una vida de perseverancia y tuvo como la culminación de su carrera la conquista del metal dorado. No fue fácil el camino que llevó, al superar situaciones internas y afortunadamente al final de ese camino, tuvo el apoyo incondicional del profesor José Luis Onofre.

Mientras escuchaba el himno nacional y feliz portador de la enseña nacional, Pérez Sandoval, a casi ocho años de distancia, recuerda que fue una sensación indescriptible, un sueño hecho realidad.

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10

/arm