imagotipo

Homo Espacios

  • Homoespacios: Glen Rodrigo Magaña

Berlín… puerta de la arquitectura germana

Fundada en 1307, Berlín fue dominada por el Sacro Imperio Romano, el Reino de Prusia, capital de la Alemania nazi de 1939 hasta los bombardeos que la dejaron prácticamente destruida en 1945, la división que sufrió esta metrópoli por un cruel muro que fragmentó al pueblo germánico de 1961 hasta su demolición en 1989. Después de ello, un largo proceso de reconstrucción tanto del tejido social, como de sus edificaciones, de las cuales mencionaremos para esta quinta edición, las “Maravillas arquitectónicas” homoespacieras: la plaza más bella de esta ciudad, su estilo neoclásico del periodo prusiano, decorada por dos iglesias gemelas y en medio de estas sacras bellezas, el Konzerthaus, sede a partir 1994 de la reconocida Orquesta Sinfónica de Berlín; el Museumsinsel o la Isla de los Museos, donde se encuentran cinco pinacotecas que reflejan la arquitectura alemana del siglo XIX, lugar catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1999 y que resguarda piezas como el egipcio Busto de Nefertiti o el helenístico Altar de Pérgamo; mientras que nuestra maravilla, es una histórica puerta, que en el punto más alto exhibe su escultural Cuadriga y edificación que se simboliza… unidad.

Entender la lección histórica del caos, la guerra, los errores, el dolor o el hambre, es solo para personas que guardan nobleza en su interior… el pueblo, es quien verdaderamente reconstruye a las naciones, su gente, quien sufre las consecuencias, la que entre ruinas y cenizas, encaran la destrucción para edificar algo mejor, los que verdaderamente evolucionan, ellos… los renacidos.

Los cobardes en el poder, son como las ratas que huyen ante un barco que se hunde; los verdaderos ladrones, esos que escapan de la luz para vivir en tinieblas, con los bolsillos llenos pero con su ser podrido; el cáncer que puede afectar a todo un país por el perverso capricho de quienes los “gobiernan” y como todo político egoísta, solo busca dañar a su propia gente si osan cuestionar su autoridad, métodos existen mil y han prevalecido desde que la manipulación enfermó los corazones de los hombres.

El arte, por su parte, florece y sobrevive porque expresa la genuina belleza del SER HUMANO, otorga libertad interna, alimenta lo sublime, y sus ejecutantes cuentan con un lenguaje comprendido en lo intangible. Más que la obra, es su expresión, lo que nos hace sentir, la invitación del autor a su intimidad, las emociones materializadas que se traducen en sensibilidad y un ejemplo visual, es la arquitectura.

En lo que a Alemania respecta, el arte arquitectónico cuenta con construcciones que van desde lo románico, bizantino, gótico, medieval, el renacimiento alemán, el periodo neoclásico del Reinado de Prusia, hasta las edificaciones vanguardistas de nuestro siglo y es la metrópoli cosmopolita de Berlín, la puerta a muchas de las principales arquitecturas teutonas, de las cuales, para este artículo, escogimos las ubicadas en el Gendarmenmarkt, con sus celestiales iglesias gemelas y el lírico Konzerthaus; la Isla de los museos, circuito cultural donde convergen las pinacotecas Altes Museum, Neues Museum, Alte National galerie, Bodemuseum y el Pergamonmuseum; mientras que nuestra maravilla es la neoclásica Puerta de Brandeburgo, que elegimos por su relevancia histórica y principalmente, por lo que significa para el pueblo germano.

Gendarmemarkt… y sus divinos encantos

El mercado de los Gendarmes es la plaza más bella de la ciudad berlinés, su diseño original fue realizado por el director de arquitectura de alto nivel, el Oberbaudirektor Johann Arnold Nerig, dentro del reinado prusiano de Federico Guillermo I y de Federico III, quien además de ofrecer los primeros planos para esta elegante plaza estilo neoclásico, edificó el barroco Palacio de Charlottenburg en honor a la reina Sofía Carlota, entre otras genialidades arquitectónicas de Alemania. Algunas de las particularidades de las edificaciones alemanas son: que cuentan con la participación de distintas generaciones de arquitectos, ya que por ser construcciones tan portentosas, el tiempo que se tomaban para terminar una obra, bien podría involucrar a tres distintos maestros arquitectos, además de que posteriormentea la Segunda Guerra Mundial, la gran mayoría de sus edificios históricos, quedaron casi destruidos, el abandono de éstos en el periodo de la división de Alemania con el Muro de Berlín y un largo periodo después de esos acontecimientos para rescatar sus bellas edificaciones.

Dos iglesias casi idénticas forman parte del Gendarmemarkt, la llamada “Catedral Francesa”, construida en 1701 por los hugontes franceses (protestantes galos de doctrina calvinista), en 1785 Carl von Gontard construye la torre con su hermosa cúpula, idéntica a su gemela, la Iglesia Alemana, la cual fue edificada en 1708 por Giovanni Simonetti y ofreció servicio tanto para los calvinistas,así como a los luteranos en sus inicios, en 1882 esta iglesia tuvo la ampliación de una sala de oración, fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, reconstruida de 1977 a 1988 y actualmente funciona como museo. Un dato curioso es que a pesar de existir muchos edificios sacros en Berlín, es considerada como la “capital del ateísmo”. En la parte central del Gendarmemarkt, entre las iglesias gemelas, se ubica el Konzerthaus o la Sala de Conciertos, su predecesor fue el Teatro Nacional de Carl Gotthard Langhans, terminado en 1802 y devorado por un incendio en 1817. Inaugurada el 26 de mayo de 1821, esta sala de conciertos contó en 1826 con el estreno de la Novena Sinfonía de Beethoven; en 1829, Niccolo Paganini ofreció una serie de conciertos en este recinto de la música de cámara, y diversas obras de dramaturgos como Friedrich Schiller, Heinrich von Kliest, Gerhart Hauptmann o August von Kotzebue, presentaron aquí sus puestas en escena. Reconstruido en el periodo de 1979 a 1984 por las afectaciones de los bombardeos de 1945, el Konzerthaus se volvió la casa de la Konzerthausorchester Berlin desde 1994.

EL LARGO proceso de reconstrucción Alemana  suscitó las “maravillas arquitectónicas”

EL LARGO proceso de reconstrucción Alemana suscitó las “maravillas arquitectónicas”

Museumsinsel… y sus cinco joyas

Originalmente, este circuito cultural artístico era el área residencial destinada al arte y la ciencia por el Rey Federico Guillermo IV, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999, el cual, entre las fachadas de sus museos, refleja la historia de un siglo arquitectónico.

-Museo Antiguo: La pinacoteca pionera de Berlín, levantada de 1823 a 1830 por el arquitecto Karl Friedrich Schinkel, dedicada a resguardar los cuadros de los principales castillos de Berlín y que actualmente alberga la Colección Prusiana de Antigüedades.

-Museo Nuevo: Ubicado detrás del Museo Antiguo, terminado en 1859 por Friedrich August Stüler, casi devastado en 1945 y que terminó su reconstrucción en el 2009 con un presupuesto que supera los 292 millones de euros, exhibe el valioso busto de la reina egipcia Nefertiti dentro de sus exposiciones permanentes. -Galería Nacional Antigua: También diseñado por Stüler, que terminó su construcción en 1876, el edificio clasicista simula un antiguo templo de la Acrópolis de Atenas y cuenta con obras de distintas épocas, desde el romanticismo hasta lo contemporáneo.

-Museo Bode: Terminado en 1904 por Ernst Eberhard, cuenta con una hermosa cúpula de marrón cobrizo que cubre tesoros artísticos bizantinos y numismáticos, además de que en su planta alta, la vista suele ser bastante inspiradora.

-Museo Pérgamo: Inaugurada en 1930, presume en su interior el hermoso Altar de Pérgamo, cuenta con tres salas y es la pinacoteca más visitada en Berlín.

La maravilla…

Muchas arquitecturas berlinesas y otras beldades pueden robarnos suspiros, pero es la puerta de la unidad alemana, el símbolo más representativo de esta metrópoli… hablamos de la Puerta de Brandeburgo.

Carl Gotthard Langhans, arquitecto experto en edificaciones neoclásicas, fue quien, inspirado por el acceso a la Acrópolis de Atenas, construye esta maravilla ubicada en la Pariser Platz, en el periodo de 1788 a 1791 y que formara parte de las 18 puertas de Berlín de aquellos tiempos, conocida originalmente como la “Puerta de la Paz”.

Los 26 metros de altura, 65.5 metros de ancho y 11 de longitud de esta monumental puerta alemana, se enrolan con las cinco zonas de paso, dos puertas menores a los costados, columnas con un diámetro de casi dos metros estilo dórico, cubiertas con relieves de imágenes de dioses mitológicos y coronada por la famosa Cuadriga, escultura de cobre de cinco metros de altura realizada por Johan Gottfried Schadow, que representa a la Diosa Victoria montada en un carro tirado por cuatro caballos,empuñando el mástil de una cruz de hierro con el águila prusiana.

Napoleón, tomó la Cuadriga como trofeo de la guerra de Jena, llevándola a París en 1806, pero al ser derrocado, el General Ernst von Pfuel la regresó a Berlín, y fue el escultor Schinkel quien diseña la llamada “cruz de hierro”. A inicios del siglo XX, solamente la familia real e invitados, podían disfrutar de esta magna arquitectura, tiempo después, fue usada como símbolo del partido nazi y tras sobrevivir el bombardeo de 1945 en la Segunda Guerra Mundial, la Puerta de Brandeburgo perdió casi completamente a su Cuadriga, solo la cabeza de uno de los caballos fue rescatada.

En 1956, con un Berlín dividido en la parte este, como capital de la República Democrática Alemana y la región oeste de la ciudad el enclave de la República Federal de Alemania, las dos partes deciden, a pesar de sus desencuentros y desacuerdos, reconstruir la puerta, así como rehacer la Cuadriga con los moldes originales. En aquel entonces, esta decisión fue un hecho increíble, el cual terminaron el 15 de diciembre de 1957.

Después de la construcción del Muro de Berlín en 1961, la Puerta de Brandeburgo permaneció en tierra de nadie y así persisitió hasta después de la caída de esta barrera el 9 de noviembre de 1989. En 1991, la Cuadriga y varios detalles de la puerta iniciaron trabajos de restauración, concluyéndose hasta el 3 de octubre del 2002, dentro un aniversario de la Reunificación Alemana. Actualmente, la portentosa Puerta de Brandeburgo, es un sitio de reunión y celebración a los que originalmente representaba esta maravilla arquitectónica… la paz y la unidad.

Estimados lectores de Homo Espacios, les comparto los enlaces web para que continúen maravillándose de la arquitectura berlinés:

-Berlín. https://youtu.be/8a_n1huR1vk

-Gendarmenmarkt. https://youtu.be/1YDd7vEmU5s

-Isla de los museos. https://youtu.be/OGpAC0ICS0c

-Puerta de Brandeburgo. https://youtu.be/-ZOolCr-PC0

Amigos, los invitamos a que visiten www.homoespacios.com así como ver las cápsulas “Homo Espacios” los viernes por el Noticiero México al Día PM de Televisión Educativa y a escuchar las cápsulas homoespacieras dentro del programa “El Poder de la Palabra” en Radiocapital 830 AM, todos los miércoles y viernes de 16:00 a 17:00 horas. Pueden contactarme a través de:

E-mail: glen@homoespacios.com / homoespacios@gmail.com

Twitter: @HomoEspacios / @glenrod85

Facebook: homoespacios

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCEqcZzyiOGLoUyw5Jd__H-A