imagotipo

Horarios flexibles y seguridad / María de Lourdes Domínguez

  • María de Lourdes Domínguez

En días pasados, el secretario de Educación Pública hizo el anuncio que el próximo 25 de enero se presentarán los documentos que guiarán el nuevo modelo educativo, adelantando que se contará con un calendario flexible como parte de la autonomía de gestión, determinando los centros educativos si desean un período escolar más amplio, incrementar la jornada o sumarse a las escuelas de tiempo completo.

Nuevamente, se da prioridad a los aspectos administrativos y organizacionales de una escuela y no en la parte medular de un modelo educativo que da el sustento pedagógico a los planes y programas de estudio, los enfoques educativos, determinando el perfil de egreso del alumno, el rol del docente y la pertinencia de su estructura que responda al contexto social. Esperemos que los documentos anunciados para fin de mes ya contemplen estos rubros, que son la columna vertebral de un verdadero cambio educativo y podría dar origen a una verdadera “Reforma Educativa”.

La autonomía de gestión se encuentra regulada por el Acuerdo Secretarial 717 en donde el fin es que las actividades de las escuelas se centren en los aprendizajes de los alumnos, y se fijan como responsabilidades de autoridades el apoyo para que los recursos e infraestructura de los centros educativos sean los propios para desempeñar la tarea educativa. El equipamiento y mejora en la infraestructura escolar no da inicio, la dotación de tabletas a los alumnos se suspendió y no se actualizaron los programas a las que ya habían entregado, en fin que no hay avance real.

Son muchos los puntos a reunir y a la fecha no se ha cumplido ni con el hecho que todos los grupos cuenten con maestros, que se eliminen las cargas administrativas a los docentes y ya ni profundizar con los aspectos que a las generaciones de maestros que ingresaron a partir de 2014 en que entran la Ley del Servicio Profesional Docente que no cuentan con tutores, realizaron evaluación diagnóstica pero no les han dado cursos y ya están por aplicar la segunda evaluación que determinará que a los dos años logren permanecer en el servicio o no como marca la ley.

Para la segunda quincena de febrero, Nuño Mayer afirmó se tendrán los resultados de la evaluación docente aplicada al primer bloque de maestros y a quienes no la presentaron serán separados del servicio, pero sigue sin aclararse cuál es el peso de las diferentes fases de la evaluación, si presentaron solo parcialmente tendrá los mismos efectos o solo se considera el examen, siguen las imprecisiones.

En cuanto a la flexibilidad que pudiera darse a las escuelas para seleccionar su horario, de incrementar horas, ampliar la jornada o incorporarse a escuelas de tiempo completo, basta con revisar el presupuesto de educación para ejercerse en este 2016, observarse que no es factible pues es reducido para favorecer este aspecto.

Los derechos de seguridad de los maestros pueden ser trastocados al modificar horarios pues pueden quedar desprotegidos al igual que sus derechos laborales básicos, pues quién cubrirá los pagos a los maestros por horarios extras.

La seguridad en las escuelas, sobre todo en los traslados de los alumnos, mucho depende de que coinciden en todas las escuelas por lo que deben analizarse la protección de la comunidad escolar antes de tomar decisiones, ya que es el aspecto más débil en nuestro país, señalando nuevamente que las medidas a adoptarse en las políticas públicas deben resolver los problemas de forma holística; economía, seguridad y calidad en la educación no pueden separarse.
Comentarios y sugerencias al correo electrónico
domdilu@yahoo.com.mx