imagotipo

Horizonte Económico

  • David Colmenares

David Colmenares Páramo

  • Mitos electorales y participación ciudadana

El tiempo de las campañas para renovar las gobernaturas es muy corto, el de las precampañas fue más largo, sin embargo, las compensa la existencia de los partidos políticos y las deterioran o las fortalecen los candidatos. El gran fracaso de muchos gobiernos es el desconocimiento de la realidad, su ignorancia sobre los temas sociales y económicos de sus Estados y el de la historia de ofertas, compromisos e incumplimientos de las promesas de los anteriores gobernantes.

Por otro lado la importancia de lo local; es clara la existencia de más de 13 gobernadores que antes fueron presidentes municipales, hoy para gobernar en Estados y Municipios se necesita haber vivido, trabajado para el Estado o municipio y ser reconocido por los ciudadanos, que en su momento son electores. Los adjetivos sobran.

Las propagandas tradicionales, con lugares y frases comunes ya se han agotado, todos sonríen en los espectaculares, pero eso no es suficiente. Hoy las redes sociales son más importantes.

En ese contexto los mitos del proceso electoral, en primer lugar las encuestas y después los debates entre los candidatos, con preguntas comunes, que más parecen un examen escolar, que una verdadera discusión de ideas y propuestas. Las primeras generalmente al servicio de quien las paga; hay excepciones por supuesto, pero como se observó hace tres años, las empresas encuestadoras fueron las grandes perdedoras.

Es frecuente que se les use como un instrumento más de la propaganda negra de las campañas, a que sean realmente un indicador del pulso de la opinión ciudadana.

Sucede igual con los debates, que en los estados, solo los ven los interesados, a quienes sus expectativas o intereses les hacen ver ganar a su candidato. Generalmente, los mismos se caracterizan por adjetivos y ataques personales, lugares comunes en las propuestas y un profundo desconocimiento de la realidad y de la política económica, particularmente lo que tiene que ver con la hacienda pública y la coordinación fiscal. Hace falta la construcción de agendas ciudadanas y el compromiso de los candidatos o aspirantes a ellas.

Desde las campañas debe haber propuestas y que éstas sean analizadas como hizo en dos oportunidades el Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

En sus promesas de campaña hablan de crecer más que las estimaciones más optimistas del país, desconocen que no tienen los elementos para influir en el crecimiento de las regiones, menos en el del país, desconocen las relaciones entre el Estado y los municipios, tienden a violentar la coordinación fiscal y escamotean sus espacios a los municipios.

Hace algunos años, un buen amigo, diputado en ese momento, me manda la propuesta de Plan Estatal de Desarrollo de su Estado, éste era muy frágil y señalé deficiencias obvias del documento, pero me llama y me dice que tenía razón, pero el tenía que defenderlo
y lo defendió. Más claro.
España

La incapacidad política de los partidos tradicionales de España es evidente, que han sido incapaces de lograr en su oportunidad, formar Gobierno. Particularmente es notorio el fracaso del Partido Popular, que suma a todos en su contra, pero éstos no logran vencer sus diferencias. Este Primero de mayo marcharon en España las centrales obreras, retomando una agenda que lo primero que plantea es dar marcha atrás en la reforma laboral, iniciada por el Gobierno de Zapatero y profundizada en el de Rajoy.

La política económica ha votado en ese país. Al margen de los debates.
brunodavidpau@yahoo.com.mx