imagotipo

Horizonte Económico

  • David Colmenares

  • David Colmenares Páramo
  • Participaciones hoy y responsabilidad fiscal

A Pilar Ferreira por lo que viene.

Escribo sin tener cierto si mañana, o sea hoy, hay o no periódicos, pero la verdad que hoy son momentos de reflexión sobre el futuro de nuestro país, de las finanzas de Estados y municipios, que no podemos desaprovechar.

El panorama económico  no es muy alentador, existe un ambiente de desconfianza, cada vez la población está menos informada, solo reciente, a favor o en contra, sus niveles de bienestar, el empleo, subempleo o o desempleo y al poder adquisitivo de los ingresos de las personas, esto es del salario real.

El mundo en que vivimos los economistas, particularmente los egresados de las universidades públicas, no siempre es fácil de transitar, sin embargo se están haciendo grandes esfuerzos desde las universidades públicas para aportar ideas y propuestas para el mejor desenvolvimiento de la economía del país.

Lo mismo en otros espacios, como sería el de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales. Por cierto, esta semana se reúnen en el norte del país los funcionarios fiscales estatales y federales.

Uno de sus temas tiene que ser el comportamiento de las participaciones, que por lo menos a octubre van muy bien en relación a lo estimado, e incluso respecto al año pasado, aunque en el primer trimestre las cosas pintaban diferente, ya que incluso se hizo uso del Fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas, el FEIEF, que compensó con 10 mil millones de pesos, los 14 mil que se habían dejado de recibir de acuerdo a lo estimado oficialmente para ese periodo de 2016. Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar y se mantienen por encima de lo programado gracias al esfuerzo recaudatorio, esto es el componente tributario de la recaudación federal participable, que a octubre presenta un incremento de 6.8 por ciento sobre lo programado, principalmente en el caso del impuesto sobre la renta. En esto tiene mucho que ver la dinámica recaudatoria del SAT, que hoy dirige Osvaldo Santín.

Las participaciones pagadas a octubre están por encima de lo programado y respecto a 2015, están  15 mil 500 millones por arriba de lo programado, lo cual ofrece la perspectiva de un cierre cómodo para las entidades federativas este año. En 2017 deberán devolver 10 mil millones del FEIEF, con descuentos durante seis meses. No está mal este arreglo que supone un préstamo sin intereses y además tiene la virtud de que cuando se pague queda completo el monto del FEIEF que se acercaba a 40 mil millones en abril de este año, lo cual da cierta seguridad a las haciendas estatales.

Hoy sufren las que han tenido finanzas mal manejadas, por desconocimiento o por la falta de profesionalismo en el manejo de las haciendas públicas como son los casos notorios de Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo y parece –desafortunadamente- de Durango, este último parecía estar bien manejado, pero la experiencia faltó en el manejo de las finanzas estatales al cierre. Curiosamente esos estados eliminaron o subsidiaron el impuesto a la tenencia pro razones políticas coyunturales, esto es el Populismo Fiscal.

Las entidades federativas con un buen manejo de sus haciendas, esto es un esfuerzo recaudatorio constante, aplicando las buenas prácticas en la materia, con un manejo adecuado y transparente de su gasto público, están en mejor situación, es el caso de la Ciudad de México, que recauda más de la mitad de sus ingresos totales y además siempre ha cumplido con sus obligaciones tributarias y es hoy solvente.
brunodavidpau@yahoo.com.mx