imagotipo

Horizonte económico

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

Trump y el Riesgo de Recesión

– Desempleo, incertidumbre e inflación acarrearía el proteccionismo en Estados Unidos

Después de la política monetaria de facilidad cuantitativa (QE) que llevó a cabo la Reserva Federal para estimular la recuperación económica de Estados Unidos, ha iniciado con gran prudencia el camino hacia la normalización, elevado en un cuarto de punto su tasa de interés. Sin embargo, dada la inestabilidad financiera internacional y la política monetaria expansiva de la Unión Europea y de Japón, que mantienen una expansión de liquidez y tasas de interés nominales negativas; así como ante la falta de claridad sobre la fortaleza de la economía norteamericana, la Reserva Federal ha postergado la decisión de continuar aumentado la tasa de interés.

Actualmente, la fortaleza del dólar frente al resto de las divisas mundiales, ha provocado una disminución competitiva, en los mercados internacionales, de los productos y servicios norteamericanos. Asimismo, la dubitativa política de la Reserva Federal en los últimos meses ha provocado un flujo de inversiones hacia las materias primas, haciendo repuntar el precio de los hidrocarburos.

Además de esta situación de incertidumbre, el aumento en la popularidad del candidato republicano, Donald Trump, con sus ocurrentes propuestas populistas, ha alarmado a los inversionistas. De tal manera que la medida de encerrar con muros a su país para impedir la entrada de inmigrantes, así como de imponer impuestos a productos importados, llevarían a la economía estadunidense a tener que enfrentar desastrosas consecuencias. Las cadenas mundiales de producción en las que participan las empresas norteamericanas, al verse interrumpidas, generarían desempleo para cerca de seis millones de estadunidenses. Adicionalmente, serían causantes de una fuerte presión inflacionaria que afectaría a todos lo consumidores de ese país.

Por su parte, las declaraciones de futuro candidato republicano en contra de la fortaleza del dólar, como medida para hacer frente a la expansión del comercio de China, solo conduciría a una desastrosa competencia mundial de devaluaciones y consecuentemente a una mayor inestabilidad financiera mundial.

El proteccionismo implícito en las propuestas de Trump, se aleja de las tradicionales posturas del partido republicano y va en contra de las mejores prácticas que recomienda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), para fomentar el crecimiento y para lograr una recuperación sostenida. Asimismo, contraviene las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, que ha advertido del peligro que representa que los países recurran a medidas proteccionistas, ya que podrían generar una nueva crisis como la de los años 30 del siglo pasado.

Por lo pronto, ante las irresponsables propuestas de Trump, se avizora una recesión en el tercer trimestre de Estados Unidos, hasta ahora ligera, pero que podría empeorar a medida de que se acerquen las elecciones presidenciales de noviembre. De tal manera, se terminaría el ciclo ascendente de la economía norteamericana, con su consecuente efecto en las actividades productivas en México, por lo que hoy más que nunca, debe impulsarse el mercado y la producción interna.

miggoib@unam.mx