imagotipo

Horizonte Económico

  • Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero
  • No confundir molestia ciudadana con vandalismo

El pasado 1 de enero entró en vigencia un incremento a los precios de las gasolinas que dio lugar a efectos imprevisibles, que denota una situación preocupante que es necesario analizar y actuar de inmediato. Poun lado, una aguda irritación ciudadana, pero lo más preocupante fue la reacción que se registró de vandalismo.

Es evidente que la molestia ciudadana era previsible, porque el impacto del precio de las gasolinas afecta a la totalidad de precios y tarifas, considerando que propiamente todas las mercancías, como materias primas y como productos terminados, se transportan en nuestro país por carretera.

Una vez más se resiente la ausencia del transporte férreo, pero eso no es ahorita el tema, lo importante es una realidad que dista mucho de la promesa de principios de sexenio y cuando fueron anunciadas la Reformas Estructurales, cuando la Reforma Madre, como fue bautizada la Reforma Energética, se afirmaba que se reducirían precios y tarifas de gasolinas y energía eléctrica y nos encaminábamos a crecimientos económicos del orden del 5 por ciento anual. NADA FUE CIERTO.

Y el otro aspecto, el del vandalismo es algo que se tiene que analizar con cuidado. No se trata solo de condenar los actos vandálicos que presenciamos en las imágenes transmitidas y vividas por muchos de los lectores de este espacio, se insiste lamentables y preocupantes.

En primer término, porque jóvenes y adultos, varones y mujeres se abalanzaron a robar pantallas y otras mercancías, sin que la autoridad pudiera evitarlo. Preocupante porque evidencia un desgaste social que esperaba lo que no llegó, un desgaste social que podría ser aprovechado con fines políticos, distintos a robarse una pantalla, o una mercancía para regalar en Día de Reyes.

Este espacio es principalmente de análisis económico y social pero no puede cerrar los ojos a la evolución política, porque esta última es inherente en su comportamiento a la dinámica económica. Sobre el particular es necesario destacar las declaraciones contradictorias del Presidente y de su equipo. Se señala que era irremediable ese incremento porque el comportamiento internacional del precio de la gasolina, escapa de la voluntad nacional.

Pero seamos más objetivos, en 2014 el precio del petróleo mexicano de exportación y en general la cotización del crudo promediaba 100 dólares por barril, para el mes de enero de 2015 la cotización se desplomó a 20 dólares y el precio de la gasolina no bajó hoy el precio del barril ha tendido a mejorar, se ubica en el orden de los 40 dólares, pero por debajo todavía del precio de 2014.

En adición, en 2016 se registró en balanza de pagos los primeros ingresos de divisas por la Reforma Energética que se dirigen a la exploración en aguas someras y se espera que en este año se tengan los resultados de la licitación paraexplorar yacimientos en aguas profundas. Pero hasta el momento no se ha informado nada al respecto.

Tales reflexiones tienen el propósito de cuestionar el incremento a los precios de las gasolinas, no basta decir que era inevitable, que se demuestre con información real, con comparativos serios.

No cabe duda que los ciudadanos merecemos más respeto, que se nos explique con amplitud, porque al momento lo que queda claro es que los funcionarios responsables del Gabinete Presidencial se equivocaron, menospreciaron al ciudadano y convencieron al Presidente de que expusiera argumentos, que se reitera no coinciden con la evolución del precio del petróleo, con las promesas de la Reforma Energética y con los propósitos de la Política Económica en general, de procurar el mayor bienestar factible para el ciudadano.

Además está previsto otro ajuste para el mes de febrero y el planteamiento del responsable de este espacio es realmente una propuesta formal: QUE EL INCREMENTO DE FEBRERO SEA DE CERO y que además de forma adicional se tomen medidas para estimular el crecimiento económico y la generación de empleo.

La propuesta consiste en: REDUCIR DE INMEDIATO LA TASA DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA, MEDIDA QUE SE ACOMPAÑE DE TODAS AQUELLAS ADICIONALES QUE ESTIMULEN LA INVERSIÓN.

En cuanto a las reacciones de la Ford Motor Company, de suspender la inversión programada en San Luis Potosí, que se vayan donde quieran, pero no olvidar lo siguiente:Los trabajadores mexicanos son de alto nivel de eficiencia, por encima de los estadunidenses y finalmente el propósito de un empresario es lograr la mayor tasa de ganancia y esa se tiene en México, no en su país.

Tal vez sea entendible la reacción da las firmas automotrices que políticamente pretenden congraciarse con su nuevo Presidente, pero lo más probable es que al poco tiempo regresen ávidos de mejorar sus tasas de ganancia.

Pero en 2017 quienes tienen planes de comprar un auto en México lo harán, en lugar de Ford adquirirán un Nissan o uno de origen coreano y cuando reaccionen los estadunidenses, tendrán que ganarse nuevamente su mercado.

Estimado lector, San Luis Potosí y México son más grandes y más importantes que las decisiones coyunturales de algunos,al tiempo la realidad pondrá las cosas en su lugar.

Mientras tanto, atendamos con mucho cuidado la situación social, ES URGENTE.
*estudioshacendarios.cmlm@hotmail.com