imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

  • Luis G. Álvarez Tostado Valdivia
  • Integridad en México: Según la OCDE

Hace dos semanas la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), presentó en la Secretaría de la Función Pública el “Estudio Sobre Integridad en México”, a continuación daremos a conocer las conclusiones y recomendaciones además de una serie de comentarios que se desprenden del estudio.

El contexto que se tiene es que más del 70 por ciento de los mexicanos considera que la corrupción es un mal generalizado en el Gobierno, según una encuesta de la consultora Gallup del 2015, adicionalmente, el índice de competitividad publicado por el IMCO, estima que el 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) se pierde en corrupción, algunas otras estimaciones como la Organización de Estados Americanos (OEA) señala hasta un 10 por ciento del PIB, de acuerdo al INEGI la corrupción es un problema mayor que el desempleo y la pobreza.

La corrupción se puede entender a partir de un modelo de cotos- beneficio, de lo que se trata entonces para disminuir la corrupción es de aumentar los costos y disminuir los beneficios, pues los ciudadanos actúan racionalmente a estos incentivos. El tema de integridad en México se aborda desde la perspectiva de la autorización del Sistema Nacional de Transparencia. Podemos resumir los aspectos claves en los siguientes: El combate a la corrupción debe de ser un aspecto estratégico del Gobierno federal, por lo que se debe de incluir desde el Plan Nacional de Desarrollo, en los programas sectoriales con objeto de poder ser evaluado continuamente. Debe de establecerse valores y normas de conducta por lo que es necesario nuevos códigos de ética, que aceleren el cambio organizacional, este es un elemento que aumenta el costo social de la corrupción. La nueva norma para los servidores públicos de presentar la declaración de impuestos, la patrimonial y la de conflicto de intereses intenta que sea más difícil mentir, pues se deberán auditaran las tres declaraciones para checar su consistencia, esto también aumenta los costos de la corrupción ahora si quieres mentir hay que contratar un contador público mínimamente. Debe de diseñarse un código de conducta especializado para los funcionarios dedicados a las contrataciones, en donde se evite al máximo el contacto directo con los proveedores, esto intenta inhibir posibles actos de corrupción. Debe de existir un programa de protección de denunciantes, tanto internos de las dependencias como externo de la ciudadanía, que garantice anonimato o protección total a la integridad física y laboral en su caso. Debe de haber un ambiente de control interno basado en un análisis de riesgos y supervisado por la misma administración, no por los Órganos Internos de Control los cuales deberán estar dedicados a las auditorías que deberán de ser independientes, objetivas y eficaces y convertirlas en el inicio de los procesos sancionadores de los servidores públicos. El último elemento es asegurar un régimen disciplinario que en su caso recupere las pérdidas económicas y daños y perjuicios al Estado.

Hay que fortalecer el Estado de Derecho, que básicamente es la disminución de la impunidad, en otras palabras que se sancione a los que comenten delitos en este caso delitos de corrupción. Hay que recordar que la corrupción tiene costos y beneficios y si los beneficios son mayores que los costos se continuará con estas prácticas, hay que hacer más cara la corrupción ponerle más y mayores costos es meter a la cárcel a los delincuentes, cobrarle lo que se robaron y que paguen multas que desincentiven a los corruptos.

Creo que en la coyuntura externa que se presenta actualmente, el presidente Peña Nieto no había tenido una oportunidad tan clara para poder posicionarse nuevamente como un estadista, líder del país, esta es quizás su última oportunidad, y creo que las reformas al Sistema Nacional Anticorrupción, le deberá de dar mayores posibilidades de reivindicarse, a nivel nacional, no debe dejar la oportunidad pasar. Es hora de actuar en todos los frentes que fortalezcan la política en el país.

Ojalá, pronto se autoricen los elementos que hacen falta para completar el sistema anticorrupción, si esto va acompañado con una disminución de la impunidad entonces este sistema será creíble y aplaudido por los mexicanos.

gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado