imagotipo

Horizonte Económico

  • Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero
  • El reto, financiar gasto de inversión en Estados y muncipios

Estamos iniciando la segunda quincena del mes de febrero y todavía no se tiene claridad de la posición de las autoridades mexicanas sobre aspectos tan relevantes como la revisión del TLC, la situación migratoria y la crisis de la deuda estatal.

Todo ello ha sido la parte central de los ataques que sobre le país ha realizado el presidente norteamericano y más allá de oposiciones y reacciones sobre la situación, lo fundamental es tener los análisis y propuestas que conlleven al camino más adecuado  para nuestra economía.

Es evidente que ello tendría que ser resultado de una estrategia y para que esto ocurra se requiere de un estratega y lamentablemente no se ubica de quien sería esa posición; pero al margen de esa ausencia es conveniente que se realicen de inmediato los análisis correspondientes.

En ese sentido, los académicos, los intelectuales, los empresarios, las asociaciones ciudadanas, tienen la palabra. En este espacio asumimos el reto y estaremos planteando interrogantes, planteamientos, propuestas y estaremos pendientes de los sectores señalados.

En cuanto al Tratado de Libre Comercio, es evidente que resulta necesaria y urgente su revisión. El presidente norteamericano ha cuestionado incluso su prorroga y al margen de que el mandatario ha evidenciado su desconocimiento sobre la temática, es claro que sus especialistas en la materia seguramente han trabajado ya al respecto.

Si bien para México la relación económica con Estados Unidos es fundamental, para ese país también es de lomás relevante. Por ejemplo en 2015 las importaciones mexicanas ascendieron a 395,232 millones de dólares, de cuyo total el 47.2% tuvo como origen los Estados Unidos de América.

Por tanto los exportadores norteamericanos sin duda son de los más interesados en mantener la relación comercial, adecuar y revisar el TLC y es el caso buscar y encontrar de manera coordinada la mejor opción para ambos países.

Las fobias expresadas por el presidente Trump sobre nuestro país no dejan de ser eso, pero lo que no está en tela de juicio es que por definición la misión del sector empresarial es obtener el mayor nivel posible de ganancias y con México la tasa es muy elevada, donde el principal insumo es el bajo costo de la fuerza de trabajo mexicana y su alto grado de eficacia y especialización.

De tal manera que la retórica al paso del tiempo se estará modificando en función del avance y resultados de la aplicación de las medidas instrumentadas. Un ejemplo puede ser el asunción inicial de Trump de que estaría reduciendo los impuestos en su país, los cual si bien sería un incentivo para la inversión y el crecimiento, al mismo tiempo podría estar impactando el déficit público, que no olvidemos es el más alto del planeta, en esa misma tendencia esperando medidas en la economía mexicana y sobre el particular el autor de este espacio tiene como propuesta reducir la tasa del impuesto sobre la Renta al 28%, desde el 34% que prevalece.

También atender de inmediato la temática relativa a la deuda estatal, en donde la  elevación de tasa de interés esta propiciando que el gasto corriente tenga la mayor proporción en el destino del gasto, se estima que del orden del 96% y apenas el 4% restante correspondería a gasto de inversión.

En consecuencia el reto y la misión del gobierno tendría que ser encontrar los caminos para resolver dicha situación, queda claro que no era en el actual pero sin duda los que aspiran a tener el honor de gobernar a los mexicanos tienen que resolverlo y lo que tenemos que hacer los que tenemos responsabilidad por este país y su población es presentar propuestas factibles y coadyuvar a la mejora del bienestar de los mexicanos.

*estudioshacendarios.cmlm@hotmail.com