imagotipo

Horizonte Económico

  • David Colmenares

  • David Colmenares Páramo
  • Zapatero y Chinchilla en Oaxaca

Este fin de semana estuvieron en Oaxaca José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de España, del PSOE, antecesor de Mariano Rajoy, y Laura Chinchilla, quien fuera presidenta de Costa Rica, con motivo del 20 aniversario de la Congregación Mariana Trinitaria, cuya sede se encuentra a menos de 40 kilómetros de la ciudad de Oaxaca de Juárez, concretamente en Ocotlán de Morelos; su director general es David Leyva Mendoza. Esta organización social, que además es una donataria internacional, ha desarrollado una intensa actividad en beneficio de la gente, a través de la relación con los gobiernos estatales y municipales, particularmente en Oaxaca. Se basa en el paripassu; así se da cuenta en su presentación con ejemplos de donación de materiales escolares para el mantenimiento de numerosas escuelas, apoyos para la pavimentación, en suma para vivienda e infraestructura. Además de una intensa labor en materia de medicina tradicional que se puede seguir en internet.

Este año celebró con una combinación de eventos cultuales abiertos a la población, así como con conferencistas de alto nivel, como es el caso del expresidente español y la expresidenta de Costa Rica. El primer día de actividades la organización hizo un reconocimiento a don Ericel Gómez Nucamendi, por su determinada participación durante estos años en el avance social y el apoyo al desarrollo comunitario que realiza la Congregación. Por su parte, Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca, encabezó la ceremonia con motivo del 20 aniversario de la organización y mencionó que una sociedad justa es la meta.

Mariana Trinitaria ha apoyado  al bienestar comunitario de 29 estados de la República, a más de dos mil municipios e incluso en otros países. Son vastas sus acciones.

Interesante lo que dijo José Luis Rodríguez Zapatero, quien destacó el papel de la educación, la equidad de género y la cultura, para lograr el desarrollo de los pueblos. Noticias de Oaxaca citan que, “nada se va a lograr, si no se va ganando cada año, en cada pueblo y ciudad, años de escolaridad y una educación amplia de los niños y adolescentes, que no sea solo acumular conocimientos, sino que sea educación en valores cívicos, en visión de apertura al mundo, a la diversidad”.

Respecto a la equidad de género, señaló que el respecto a las mujeres es una señal de desarrollo. En Oaxaca persisten actos de discriminación y agresión a las mismas, inadmisible para una sociedad moderna, como ciertos usos y costumbres que en algunos municipios aún pretenden negar los derechos políticos de las mujeres. Esos son signos de subdesarrollo.

Zapatero lo sabe porque en España a pesar de su desarrollo, la violencia familiar y de género está muy
extendida.

En cuanto a la cultura, dijo que “donde hay cultura, hay libertad, respeto, se enseña bien la solidaridad, y no se acepta la dominación ni la imposición”.

Hizo un homenaje a “nuestras armas”, la obra entre otros, de Octavio Paz, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y José Luis Borges.

Por su parte, Laura Chinchilla mencionó que la frontera norte de México es más que la frontera sur de Estados Unidos, es la frontera de América Latina, esto es que nuestro futuro está en lo interno, hacia adentro, en el desarrollo de nuestro mercado interno, en fortalecer el federalismo con tres órganos de Gobierno fiscal y socialmente fuertes.

Un gran evento el de Mariana Trinitaria, además que ocurrió en Oaxaca, la cuna de Juárez.
brunodavidpau@yahoo.com.mx