imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

  • Luis G Álvarez Tostado Valdivia
  •  El aumento de las tasas de interés: sus consecuencias

 

El treinta de marzo pasado, el Banco de México volvió a elevar en 25 puntos base para ubicar en 6.5 por ciento la tasa de interés interbancaria, que es aquella que se cobran los bancos por préstamos de un día y tiene un impacto de en las tasas comerciales como la hipotecaria, las tarjetas de crédito, los créditos para vehículos y de casas comerciales.

Este aumento se daba por descontado entre los analistas ya que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), hace quince días había modificado la tasa de interés de referencia en 25 puntos base para ubicándola entre el 0.75 por ciento y el 1 por ciento.

A continuación comentaremos las consecuencias económicas de esta decisión, en el modelo más sencillo de economía ante una alza en la tasa de interés, hace que la inversiones productivas disminuyan, pues algunos proyectos de inversión se hacen inviables, en los proyectos de inversión más simples como lo pudiera ser comprar una casa o un automóvil, al aumentar las tasas de interés se vuelven más caros los créditos si antes con aportaciones constantes tendría que pagar 18 mil pesos en 15 años, ahora pagare los mismos 18 mil pesos pero en 20 años. Aquí se observa que el retorno de la inversión se daría en más años. En relación al consumo este disminuye, pues al cobrar más intereses, se dejan de utilizar las tarjetas de crédito y se incentiva el ahorro, pues ahora se pagara más rendimientos, en esta primera parte seguro la consecuencia será una baja del crecimiento económico, es decir es muy probable que se cumpla la estimación del 1 por ciento de crecimiento del PIB.

En relación a la inversión en bolsa de valores el aumentar la tasa intenta mantener los flujos de dólares al sector financiero, si hay más entrada de dólares el peso se fortalece.

Por cierto aquí hay que hacer una acotación respecto al incremento de las tasas de interés que definió la FED en Estados Unidos, lo que debió de haber ocurrido es una depreciación del peso, pero hace quince días que se dio este incremento de la tasa de interés, el peso se fortaleció  más, esto se explica por cuatro razones, la primera el mercado descontaba que se iba a dar un incremento en las tasas nacionales, es decir ya sabía cuál era la reacción del Banco de México, la segunda el Banco de México ha instrumentado políticas novedosas para ayudar a fortalecer al peso, por ejemplo el programa de coberturas  que ofrecerá hasta 20 mil millones de dólares, en donde los bancos podrán presentar sus posturas por estos instrumentos y participaran en subastas, lo cual sorprendió al mercado y fortaleció al peso; la tercera se ha rumorado que el Banco de México podría pedir una línea de crédito a la FED y cuarta  el discurso del secretario de comercio de Estados Unidos Wilbur Ross se ha moderado, respecto a la negociación del Tratado de Libre Comercio, en otras palabras hay posibilidades de lograr un buen acuerdo comercial, lo cual le pega a las expectativas de los inversionistas y ayudad a fortalecer al peso.

Algunos analistas continúan con sus argumentos de que la economía va muy bien, con crecimiento, con tipo de cambio fortalecido, pero existen problemas, como la deuda pública, el gasto público, el precio internacional del petróleo, la inflación, la volatilidad del tipo de cambio, esta no terminará por lo menos en los próximos años pues, hay muchas circunstancias que lo mueven.

La tasa de interés alta, disminuye la expectativa de crecimiento, esto va ocasionar más desempleo y quizás sea el sector financiero el único que se beneficie de estos incrementos.

Ojalá nuestro país logre una estabilidad económica fundamental para garantizar que el partido político que gane las elecciones el próximo año, no comience con una crisis económica.
gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado